Cita de autoridades en el mirador del Roc del Quer

El jefe de Gobierno y el cónsul mayor de la parroquia inauguraron ayer el mirador del Roc del Quer dos semanas después de abrirse al público. Los mandatarios constataron la buena aceptación de la obra en un acto que contó con la presencia de sus creadores.

El objetivo era desde el Roc del Quer y en pleno corazón de los Pirineos abrir los valles de Canillo en el mundo, y por eso había que hacer algo único y grande “. Son las palabras de Raimon Díaz, uno de los arquitectos que han diseñado el remodelado mirador de la parroquia, durante el discurso que pronunció ayer en la inauguración oficial de lo que ha sido el principal atractivo turístico de Canillo. Un acto que contó con la presencia de las principales autoridades del país -por no retrasar la apertura del mirador, la inauguración se hizo dos semanas más tarde de terminarse lo- que se reunieron en el cuello de Ordino para constatar que “Andorra tiene un potencial enorme en el entorno de la naturaleza” y que “poco a poco nos estamos convirtiendo en pioneros de muchas cosas”, tal como manifestó el jefe de Gobierno, Toni Martí.
Una obra que ha costado 450.000 euros y que ha sufrido “una desviación de un 12%” en el presupuesto, según indicó el cónsul mayor, José Mandicó, el cual aseguró que las primeras semanas han sido un éxito. “No nos imaginábamos que tuviera la aceptación que ha tenido. A cualquier hora del día hay gente, y lo están apreciando mucho para que la gente repite “, narró, cifrándose en un medio centenar los vehículos que suele haber diariamente. “Esto se convertirá en un lugar más de tantos que tenemos de interés para los turistas”, señaló Martí, el cual reveló que comprobó el día antes de que “estaba lleno de turistas”.
El nuevo distintivo, formado por una plataforma metálica de 20 metros de longitud de los cuales 12 flotan al vacío a 500 metros de altura, culmina con una escultura suspendida cuanto 2,80 metros de altura y pesa 1.300 kilos. Es “la gran obra” -considerada así por su autor- del escultor leridano de origen argentino Miguel Ángel González, el que expresó ayer el “impacto” de un conjunto que calificó de “extraordinario”. González relató que después de un año de espera desde el primer dibujo que hizo, por fin ha quedado plasmado “el deseo de poder transmitir la paz en este hombre”. Un hombre del neolítico que descansa sentado contemplando “el paraíso”. “Espero que al mirar la obra pueda transmitir lo que quise transmitir: la paz. Espero que nos damos cuenta de que la madre naturaleza que estamos golpeando nos sigue dando amor “, expuso, conmovido.
Los cónsules de Canillo, así como los de Ordino y Encamp y algunos consejeros, asistieron a una inauguración en la que también estaba la subsíndico general, Mónica Bonell, así como los ministros de Turismo, Francisco Campo, y el de Transportes y telecomunicaciones, Jordi Alcobé. El acto -en el que no faltó el cava y la coca contó también con la bendición del padre Ramon Rossell de Canillo.

fuente:

Diario de Andorra

Buscador