El comú gastará un millón de euros para acabar el embellecimiento del casco antiguo

La corporación aprobó ayer un suplemento de crédito de 125.000 euros que se une a los 850.000 que ya estaban previstos

El comú dió un nuevo impulso a la segunda fase del proyecto de embellecimiento del casco antiguo de Canillo, después de aprobar un suplemento de crédito de 125.000 euros que se añadirán a los 850.000 iniciales. En total, casi un millón de euros para acabar la inversión y que permitirá renovar el pavimento de la calle Gran, hacer la separación de aguas y recuperar las marcas de casa, un elemento distintivo de la parroquia que se había perdido y que según la corporación da identidad al pueblo. La decisión la anunció ayer el cónsul mayor, Josep Mandicó, en sesión del consejo de comú, y de este modo desvanecieron las dudas generadas después de que el pasado mes de junio se tuviera que declarar desierto el concurso para la adjudicación de los trabajos. “Lo declaramos desierto porque las ofertas que recibimos superaban el precio que habíamos previsto, por eso ahora aprobamos este suplemento y después del verano haremos un de nuevo”, explicó. En un primer momento se dijo que habría que “hacer un replanteamiento” del proyecto, pero ayer Mandicó afirmó que su intención es la de “mantener el que fue seleccionado en el concurso de ideas”.
A pesar de que el propósito del comú es empezar las obras a finales de año, el cónsul menor, David Palmitjavila, pedía prudencia porque “es nuestra calle principal, donde hay una gran cantidad de coches y además en invierno tendremos que sumar la sacada de nieve. Quizás no podemos hacerlo todo de golpe como queríamos y entonces lo haríamos por tramos, pero como mínimo la adjudicación ya estaría hecho”.
El consejo del comú también aprobó la renovación del alumbrado de la carretera General, que costará un total de 334.000 euros y que significará un importante ahorro energético; y también un suplemento de crédito de 260.000 euros para construir el colector que irá desde el pueblo de Prats hasta la depuradora. El común había hecho una estimación inicial de 150.000 euros con el convencimiento que tendría un coste superior, como así ha sido. Otra adjudicación fue la de los trabajos para ensanchar las aceras de la calle Roc de Sant Miquel, que costarán 100.000 euros.
Finalmente, se comunicó la firma del convenio con Feda para que la parapública pueda hacer el cableado necesario del vial que unirá Prats con el aparcamiento de Soldeu, como ya se hizo con Andorra Telecom. La estimación que se ha hecho para estos trabajos es de unos 65.000 euros.

 

MODERNIZACIÓN DE LOS APARCAMIENTOS

La corporación aprobó la adjudicación de los trabajos de homogeneización de la maquinaria y de los sistemas de pago de los aparcamientos de la parroquia por un importe de 164.000 euros. El objetivo es para adaptarlos tanto al uso de las nuevas tecnologías que implanta el comú, como la plataforma de movilidad que desarrolla Feda.
Por otro lado, también asignó los trabajos para hacer la primera fase del aparcamiento que se tiene que construir en Ransol. El coste será de 776.000 euros y prevé la estabilización de las pendientes, dejando para una segunda fase la construcción del edificio, que se haría a partir de la primavera ya que tendrían que finalizar antes del invierno. Finalmente, ha alquilado una pequeña parcela junto al aparcamiento de Prat del Riu donde podrá crear diez plazas más.

 

Fuente. Diario de Andorra

Buscador