La pasarela entre la plaza del Pueblo y la calle de la Vall.

Passarel.la al carrer de la Vall

El ministro de Ordenamiento Territorial, Jordi Torres, ha anunciado que se prevé que la obra empiece a finales de este mes y que esté acabada antes del verano

La pasarela que conectará la plaza del Pueblo con la calle de la Vall costará 631.986 euros y se prevé que la obra empiece a finales de este mes y que esté acabada antes del verano, según ha indicado el ministro de Ordenamiento Territorial, Jordi Torres, en la rueda de prensa de presentación. Torres ha asegurado que las tareas no afectarán el tránsito de la vía afectada, a pesar de que se prevén cortes puntuales a la entrada del parking del Consejo General por el traslado de la maquinaria de obra, encargada de realizar los fundamentos del puente.

La redacción del proyecto la ha realizado el despacho Apoyo Ingenieros Consultores S.A por un importe de 58.250 euros con la colaboración de la ingeniería, Carlos Fernández Casado, SA. La realización de la pasarela responde al convenio firmado el 17 de febrero del 2010 entre el Consejo General, el Gobierno y el Comú de Andorra la Vieja, en el cual Gobierno asumía íntegramente los gastos de construcción.

Al acto también ha sido presente el Síndico General, Vicenç Mateu, que ha explicado que la pasarela “se alinea con el proyecto de arreglos y mejora de los entornos del Consejo General“. Por su parte, la cónsul mayor de la capital, Conxita Marsol, que esta obra “además de crear una nueva vía de comunicación para peatones con el barrio antiguo de la capital, acontecerá un punto más de atracción en esta zona”.

El paso elevado, de uso exclusivo para peatones, tendrá una longitud de 29,5 metros y una anchura de 4 metros. Será una estructura metálica cerrada, realizada en acero de alta resistencia de sección variable. La estructura se apoyará en una columna central de sección variable fundamentada en un base de hormigón anclada al terreno. El acabado superior está previsto con material de resina epoxi antideslizante.

Una de las peculiaridades de la infraestructura es que incorporará un mirador con vistas laterales y con vidrio trepitjable a tierra. Las barandillas laterales serán de vidrio laminado y seguirán el mismo diseño que el existente a la plaza del Pueblo. La pasarela incorporará también alumbrado público y ornamental.

Fuente
Diari d'Andorra

Buscador