La capital convoca un concurso para una remodelación global del centro

Carrer Dr Vilanova Andorra la Vella

El plan prevé arreglar la zona que engloba de la antigua plaza de toros en la plaza Benlloch

La calle Doctor Vilanova será el primer tramo que se arreglará.

El comú de Andorra la Vella ha seguido las recomendaciones de los arquitectos y de los ingenieros y ha publicado un concurso para hacer un masterplan para arreglar la zona que va desde la antigua plaza de toros hasta la plaza Benlloch, el espacio donde la cónsul mayor, Conxita Marsol, quería hacer “un proyecto emblemático en la entrada del centro histórico”.

En concreto, la corporación ha sacado un edicto para seleccionar un modelo estratégico de desarrollo de las zonas de la calle Doctor Vilanova, Prada Casadet, plaza del Pueblo, plaza Príncep Benlloch y plaza Rebés, y las conexiones con el centro histórico y el centro de la ciudad.

Según indica el edicto publicado en el BOPA, las ofertas deberán presentarse antes de las 15.00 horas del 29 de marzo, el Departamento de Secretaría General del Comú de Andorra la Vella.

Este proyecto ya tuvo una primera tentativa a finales del año pasado cuando se publicó un edicto para hacer un concurso de ideas y construir la “entrada emblemática” pero después de hablar con los expertos, el común decidió retirarse cuando le dijeron que sería muy complicado presentar una propuesta para un proyecto tan grande.

Ahora, la idea pasa por elaborar este masterplan, que se podría desarrollar por fases, aunque haría sensación de continuidad en la zona.

Desde el común aseguran que la de Doctor Vilanova será la primera que se haga.

La decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Andorra (COAA), Zaira Navidad, afirma que están de acuerdo con la iniciativa de crear un “plan general” pero lamenta que el común no se haya puesto en contacto con ellos , a pesar de su ofrecimiento.

“En aquella primera reunión les recomendamos parar el proyecto y definir un poco más. Estuvieron de acuerdo y nos ofrecimos a ayudarles a redactar el nuevo pliego de bases pero ahora no han contado con nosotros “, comenta.

Desde el punto de vista de los arquitectos, desarrollar un “plan general es más realista que aquel macroproyecto que querían hacer, ya que esto es como un plan de urbanismo que incluye un gran espacio pero que se puede desarrollar poco a poco”.

En Navidad, la indefinición en el primer proyecto fue clave para detenerlo, pero reconoce que es una práctica habitual de las instituciones “que nos piden hacer concursos de ideas libres, sin orientación económica, pero que nos penaliza a la hora de valorarlos “, por eso” pedimos que nos den una guía de construcción donde haya un precio al que adaptarnos porque proyectos originales y baratos, no siempre puede ser “.

Fuente
Diari d'Andorra

Buscador