Los constructores piden menos presión para los propietarios de terrenos

Edicifis a Andorra la Vella

Los constructores consideran que la falta de obra nueva se debe a la elevada tasa que deben pagar los propietarios a los comunes a la hora de hacer una construcción en suelo urbano.

Los propietarios son reacios a construir viviendas para las tasas que deben pagar.

Los constructores piden que se rebaje la presión sobre los propietarios de terrenos con el fin de fomentar la construcción de nuevas viviendas.

El portavoz de la Asociación de Contratistas de Obra (Acoda), Víctor Filloy, asegura que este es uno de los dos problemas principales que provoca la falta de construcción nueva.

El otro son las dificultades que se encuentran a la hora de poner en marcha planes parciales, es decir, proyectos en los que hay varios propietarios de parcelas en un mismo terreno.

Filloy explica que la tasa que los propietarios deben pagar a los comunes para poder construir en sus terrenos es demasiado elevada, llegando en la mayoría de casos al 15%.

Esta tasa se paga en función del valor del proyecto final según la tasación de la corporación, lo Filloy apunta que siempre se encuentra por encima del valor real.

Por este motivo, el portavoz de los contratistas señala que los propietarios son reacios a construir en sus terrenos y, si lo hacen, es con viviendas de lujo, ya que de esta forma es más fácil recuperar la inversión debido a que el producto final se vende a un precio más alto.

Por otra parte, Filloy explica que en el caso de los terrenos con varios propietarios, el porcentaje del quórum es demasiado elevado.

Esto significa que en caso de que se quiera hacer un proyecto en un terreno que cuenta con varias parcelas pertenecientes a diferentes propietarios, el 75 por ciento de estos tienen que estar de acuerdo con hacer la obra aunque no afecte su zona.

Además, según apunta el portavoz de los contratistas, es muy complicado hacer las escrituras pertinentes al terreno sin el acuerdo de todos los propietarios.

Así, Filloy considera que se debería rebajar el porcentaje de quórum para los planes parciales para hacer más fácil la puesta en marcha de proyectos de construcción, así como revisar las tasas que los propietarios deben pagar a los comunes en función de la zona en que se encuentran los terrenos para que pueda aumentar la cantidad de oferta de vivienda en el mercado y se estabilicen los precios de los pisos.

Fuente
Diari d'Andorra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscador