La cocina autóctona de Andorra es una gastronomía de montaña. En sus platos se utilizan productos cultivados en una pequeña zona montañosa retirada del mar, como son:

  • Cereales.
  • Vegetales de raíz.
  • Frutas.
  • Almendras.
  • Productos animales.

Tomate Aceite Sal Ajo Especies

A todo esto hay que añadir la notable influencia de las gastronomías de los países vecinos, Francia y España:

  • Por un lado, la herencia española, especialmente la catalana, le aporta sabores, olores y texturas fuertes y saladas.
  • Y por el lado francés, especialmente provenzal, es la fuente de algunos platos típicos andorranos.

Con el aumento del turismo, el Principado se ha preocupado de mejorar notablemente sus instalaciones y ofertas gastronómicas:

  • Modernizando las cocinas y los restaurantes.
  • Sin embargo, se han conservado las bordas, de un encanto y naturalidad inigualable. Del mismo modo que las casas de montaña, donde antes buscaban refugio y alimentos a los viajeros y los deportistas que se aventuraban en las cumbres.
  • Al mismo tiempo, se han incorporado los mejores y más variados elementos de la cocina internacional.

Así, la oferta de comidas es muy amplia, desde menús clásicos y económicos para quien no desea complicarse mucho la vida, hasta platos originales, incluso pedidos a la carta, acompañados de un buen vino, para quien le gusta probar e innovar su propia dieta. O bien, comidas rápidas internacionalmente aceptadas, o las comidas típicas de montaña, con pan y queso de cabra en el interior de una casa de piedra, con el encanto del pasado. Cualquier visitante con cualquier tipo de gusto encontrará en Andorra una buena mesa.

Formatge Vi Pa Raim

Buscador