Vallnord abrira puertas el dia 22

El fin de semana abrirá parcialmente Arcalís, Arinsal y Pal gracias a los gruesos de más de un metro de nieve acumulada

Vallnord empieza la temporada en una data récord: dos fines de semana antes de la Purísima. Sábado 22 de noviembre la estación obro puertas, una situación que no pasa desde hace un buen puñado de temporadas ?con todo, hace años ya se habían abierto los sectores antes del diciembre, como, por ejemplo, el 1975, cuando el primero de noviembre ya había un metro de nieve?. Las nevadas caídas este año, muy pronto, han propiciado el que todos los esquiadores estaban esperando, unos gruesos acumulados de hasta un metro de nieve. Segundos anunció ayer el dominio, el fin de semana del 22 y 23 se abrirán los tres sectores ?Palo, Arinsal y Arcalís de manera parcial, por empezar oficialmente la temporada el día 29, tal y como ya apuntó hace unos días al Diario el director del dominio, Martí Rafel. Estas nevadas han sido una gran sorpresa, también para nosotros. El más normal era llegar a la Purísima y abrir sufriendo, manifestó ayer Rafel. De hecho, admitió que ni en el mejor de los casos se habrían podido imaginar encontrarse en estas condiciones a principio de noviembre. No queríamos precipitarnos demasiado, pero se ha creado esta vorágine por la misma presión de los esquiadores, que nos lo pedían. Casi nos hemos visto forzados a abrir por la presión de los forofos, añadió, teniendo en cuenta que estaciones como por ejemplo la Masella ya pusieron en marcha el fin de semana pasado. Los aparatos en marcha según las previsiones de las pistas de la valle del norte, Arcalís abrirá el telesilla de la Basera, por poder acceder a la zona de la Coma. Allá se estrenará la remodelada pista de la Portella, que se ha ensanchado y tendrá más sistemas de innivación. También se pondrá en marcha el telesquí del Abarsetar y el de los Vailets, para debutantes. El hecho que estos tres aparatos ya estén en marcha permitirá acceder al 90 por ciento del sector de Ordino. Arinsal, en cambio, será esquiable el primer fin de semana de la temporada al 60 por ciento. Se abrirá al público el telecabina que conecta con las pistas desde el centro del pueblo, del mismo modo que el telesilla desembragable de seis plazas de las Fuentes. La zona de debutantes, con los tapices Ardilla I e II, también estará abierta. Al sector de Pal se pondrá en marcha el telesilla de la Caubella, que accede a la zona destinada a los principiantes, así como el telesilla de la Sierra II y el del Cubil. Esto supone que los usuarios podrán esquiar en el 80 por ciento del sector. El telecabina de la Massana, pero, no estará en funcionamiento el fin de semana del 22 y 23 de noviembre, puesto que se están llevando a término unas reformas de insonorización a la estación de salida, según nos informaron desde Vallnord. Pero tras el 23 la estación vuelve a cerrar hasta el día 28 incluido. Se quiere así terminar los trabajos y poner en marcha todos los servicios, por garantizar la apertura el 29 de noviembre. Entonces, con la estación prácticamente el cien por ciento abierta, se aplicarán las tarifas públicas (mientras tanto, el primer fin de semana el forfet de día se situará en un precio simbólico de 18 euros). Con respecto a las ventas de días de esquí y qué afectación puede tener la crisis en el volumen de negocio, Martí Rafel prefirió no adelantarse, aun cuando las condiciones meteorológicas abran una puerta al optimismo. Empezamos con muy buen pie y sería muy extraño que en enero no hiciera frío. Pero si este año afectará o no la crisis ya lo veremos, comentó. El dominio tiene el reto de superar los 800.000 días de esquí durante este invierno. Grandvalira no tiene ninguna intención de empezar antes al anuncio inesperado que hizo ayer Vallnord no se sumará, por el momento, Grandvalira. Según nos explicaron ayer por la tarde desde el dominio que alberga las parroquias de Encamp y Canillo, continuamos con la idea firme de abrir el 29 y no hay ninguna intención de adelantar la temporada. Reiteraron, en este sentido, que el objetivo es presentar las mejores condiciones de nieve posibles, por lo cual no se plantean arrancar de aquí a dos semanas. El hecho que Vallnord se ponga en marcha antes no afecta de ninguna forma Grandvalira, antes al contrario. Según nos indicó la responsable de relaciones externas de la estación, Patricia García, es una buena noticia en Andorra y para nosotros, puesto que contribuye al hecho que los esquiadores cambien de chip, porque quiere decir que el país ya ha empezado la temporada. En la misma línea, Martí Rafel incidió que la acción difundida ayer no es ninguna estrategia por coger ventaja; cada cual hace los cálculos y mira de qué recursos dispone para abrir.

Fuente:

Diari d’Andorra