Un piso cuesta 409.532 euros de media

El precio de salida del metro cuadrado se incrementó el último año un 2%

Un piso cuesta, por término medio, en el Principado, 409.532 euros. Si a la hora de procesar los datos también se suman los chales y los locales comerciales que se venden, por poner dos ejemplos, el mencionado valor va más allá de los 457.000 euros. El coste mediano a nivel de todo el país ha caído un 7% entre el verano del 2007 y el 2008, que es de cuando son las cifras que se presentaron ayer en el marco de un estudio promovido por el Colegio Profesional de Agentes y Gestores Inmobiliarios (AGIA). La bajada es fruto de la reducción de superficie de las viviendas que se venden. No paso porque haya menguado el metro cuadrado si se tiene en cuenta únicamente el precio de salida de los inmuebles. Así, el valor se ha subido el último año un 2%, hasta quedar establecido en el entorno a los 4.600 euros. Si se incluye la variable, no paso menor, de la cantidad por la cual finalmente se cierran las operaciones, el precio real en la venta se ha bajado con fuerza, según el vicepresidente del AGIA, Joan Carles Camp. El dirigente del colectivo inmobiliario y el responsable técnico del estudio, Xavier González Casallo, coincidieron al explicar que hay, en todos los ámbitos, una estabilización con tendencia bajista de los precios. El retroceso, explicó el gerente de Hamilton Investigación, se nota especialmente a las par¬roquias altas, dónde una buena parte de la inversión se hacía en viviendas de segunda residencia que ahora, por la situación económica global, dejan de hacerse. Este factor no afecta tanto, o nada, Andorra la Vieja, dónde, al menos según los precios de salida, el incremento todavía sería muy notable. Las apreciaciones más subjetivas, pero, trajeron Camp a asegurar que el precio de las viviendas de segunda mano habría retrocedido un 15%. Y el de obra nueva, como mucho, el 5%. El que han disminuido, y muy fuertemente, son las operaciones realizadas: entre un 50 y un 60% menos el 2008 respecto del año pasado. Alquiler y evolución También han bajado el coste de los alquileres de los pisos. La media mensual que se paga ahora por un piso arrendado al Principado es de 737 euros, un 13% menos que hace un año. Con todo, el precio del alquiler por metro cuadrado se mantiene estable: 9,92 euros. La evolución experimentada por el coste del alquiler con el de la venta los últimos años no tiene nada a ver. Hasta ahora, el AGIA ha promovido cuatro estudios, incluido el de ayer, por fotografiar la realidad inmobiliaria. Los últimos cinco años, mientras el precio del metro cuadrado en cuanto a la venta de los pisos se ha más que duplicado (pasando de 2.193 euros a 4.614), la mensualidad del alquiler ha crecido mucho más moderadamente. Ahora es de 737 euros y el 2003 la media quedó en 677. Volviendo a los pisos de venta, Andorra la Vieja es la única parroquia dónde, según los precios de salida, tanto se incrementa, y de mucho, el coste medio de la vivienda como la media del metro cuadrado. Los aumentos son, respectivamente, del 16 y del 19%. Un piso, a la capital, puede valer casi 600.000 euros. Escaldas-Engordany queda por debajo, pero por poco. Esto sí, después de experimentar un retroceso. El efecto de la no inversión en segundas residencias no afecta las parroquias centrales. Además, en el caso de Andorra la Vella, según los expertos, se ha detectado más calidad en los acabados de las viviendas, hecho que también habría contribuido a al alza de precios. Por encima de los 500.000 euros por término medio también quedarían los pisos de Santo Julià. Mientras que al otro extremo se encontrarían Canillo (285.755 euros) y Encamp (305.229 después de un descenso del 14%). En estas dos últimas parroquias es dónde se venden los pisos más pequeños.

Fuente:

Diari d’Andorra