Los promotores piden suavizar los criterios para hacer los planes parciales

Actualmente hace falta que el 75% de los propietarios de una área es pongan de acuerdo para urbanitzar y se pretende que se pase a no solo el 50%

La Asociación de Promotores ha pedido a las administraciones comunales, apoyo por introducir cambios en la Ley del suelo que ayuden a la reactivación del sector de la construcción. Una de las modificaciones que se pide es que por iniciar un plan parcial estén de acuerdo el 50% de los propietarios y no el 75%, como está fijado actualmente. Las características de Andorra comportan que sea muy difícil conseguir el apoyo necesario, segundos explica el presidente de la Asociación de Promotores, Jordi Galobardes. Uno de los problemas deriva del hecho que hay una parte de propietarios de terrenos que no son del país, sino que los tienen como inversión. En estos casos, incluso es muy difícil localizarlos por intentar poner en marcha un plano de urbanización de una zona. Hace falta tener en cuenta que hay una parte de los propietarios, muchos foráneos, que compraron tierra con vocación inversora sin la intención de entrar a edificar encima. Como en las zonas definidas para los planes parciales pueden estar involucradas muchas personas, los promotores consideran que hace falta lograr el quórum necesario por ayudar que nuevos proyectos se pongan en marcha. Jordi Galobardes comentó que los comunes ya se han dado cuenta también de este problema y que están estudiando introducirlo como petición dentro de los cambios que pedirán a la Ley del suelo. En esta misma línea, los promotores también han pedido a los comunes que impulsen más planes (cuando participa la administración local se denominan planes especiales) en las zonas en qué consideren conveniente que la parroquia se debe desarrollar. Pisos sociales LA Asociación de Promotores ya se ha reunido con cinco de los siete comunes y tras las fiestas tiene previsto reunirse con los dos que faltan. Jordi Galobardes explicó que se ha recibido una invitación porque, después de haber hablado individualmente con las siete corporaciones, los promotores puedan ser presentes en una reunión de cónsules por exponer al conjunto de admi¬nistraciones locales las medidas que se pide impulsar. Uno de los puntos más importantes se encuentra en la petición porque las administraciones comunales deriven en pisos sociales una parte de la cesión obligatoria de los propietarios que vuelan construir. La propuesta consiste que en los solares urbanos relativamente pequeños, en vez de cobrar el 15% las administraciones pasen a quedarse algún de los inmuebles construidos por destinarlos a pisos sociales. En los solares urbanos el común acostumbra a cobrar siempre el 15% y no a quedarse un 15% del ter¬reno, porque tener una franja tan pequeña no tiene demasiada utilidad y difícilmente se puede ubicar un equipamiento encima. Por este motivo, los promotores consideran que el mejor uso es obtener vivienda social en beneficio de los ciudadanos de la parroquia concernida. Apuesta porque se bajen más los impuestos comunales Jordi Galobardes manifestó sentirse parcialmente satisfecho porque se hayan bajado los impuestos de la construcción en Andorra la Vella y a La Massana. Respecto de la capital, el presidente de la Asociación de Promotores recordó que ahora se encuentran en un nivel medio, porque antes de la reducción estaban excesivamente caros. Con respecto a la Massana, Galobardes indicó que la rebaja sólo se aplica a aquellos que se construyen su propio chalet o casa. En este caso, considera que la rebaja se debería generalizar. X En parte, no entiendo porque no se baja, puesto que posiblemente si los promotores pagaran menos verían más viable iniciar construcciones y los comunes ingresarían más dinero, comentó. Desde la asociación se es consciente de que los ingresos de las administraciones locales por los impuestos de la construcción han caído en picado. Por este motivo destaca que se debe ser consciente de los momentos de gran dificultad que atraviesa el sector. En esta línea, pide a los comunes que ayuden en el que puedan a la recuperación. Por esto confía que finalmente se produzca una reducción impositiva más amplia y pronunciada. Los resultados se sabrán, pero, la año próximo.

Fuente:

Diari d’Andorra