El común promueve un plan para hacer de la parroquia un centro de negocio

El cónsul defiende que puede haber resultados de aquí a final de año y que el objetivo es generar puestos de trabajo, crear riqueza y dinamizar la economía

 

El común de Encamp ha encargado a una empresa del país un estudio para captar compañías, “especialmente extranjeras”, para que se instalen en la parroquia.

Se trata del punto de partida de un plan que pretende convertir Encamp en un centro de negocio, tal como puso de manifiesto el cónsul mayor, Miquel Alís, durante la sesión de común celebrada ayer. 

El mandatario comunal indicó que está descartado que el pueblo pueda ser un centro comercial como lo son el Pas de la Casa o las avenidas Meritxell y Carlemany en Andorra la Vella y Escaldes y que, en cambio, “un espacio de negocio sí lo 

puede ser, y no es la primera vez que vamos por ahí, el nido de empresas ya tiene esta función “. 

El coste del estudio asciende a 15.300 euros y Alís indicó que podría estar listo “en cuatro o seis semanas”. 

Sin embargo, explicó que ya ha habido conversaciones con la empresa que realizará-de hecho, el cónsul informó que será el primer negocio a instalar a Encamp-y que hay suficientes indicios de que la parroquia puede ser 

atractiva para atraer inversión extranjera con un marco legislativo en proceso de cambio. 

De hecho, “hay empresas que ya hace años que quisieran haberse instalado pero la cuestión de los prestanombres las frenaba”.

Alís defendió que esta iniciativa es beneficiosa para muchas cuestiones, como “la ocupación de locales comerciales que hoy están vacíos”, “creación de puestos de trabajo” o “la dinamización de la economía de la parroquia y la mejora de los ingresos

de lo común “.

La oposición

El consejero de la minoría Juan Masjoan se mostró muy crítico con la iniciativa, que calificó de “electoralista”, y con el coste que tendrá. 

“Cuando quedan cinco meses de mandato gastarse 15.000 euros me parece fuera de lugar”, manifestó. 

El jefe de la oposición, Pere Torres, se mostró más receptivo que el compañero y defendió que es una buena medida, a pesar de matizar que podría haber llegado antes. 

El cónsul se defendió de las acusaciones de electoralismo asegurando que de aquí a final de año pueden haber resultados y que si se instalan siete empresas en este período el común ya habrá recuperado la inversión en el estudio.

SAETDE

El común presentará recursos al Superior contra dos sentencias que favorecen SAETDE. 

La primera es sobre los terrenos de la concesión y que da la razón a la empresa al incluir dentro de estos terrenos parte de Concordia. 

Alís recordó que en la época los terrenos eran indivisos y que, por tanto, el común en ningún caso podía haber incluido. 

Y la segunda hace referencia al recargo que SAETDE abonará por la actividad que genera y que asciende a 400.000 euros anuales. 

La Alcaldía resuelve que el común no puede cobrarlo. Y el comú cree que la ley lo ampara.

Fuente:

Diari d’Andorra