Jovial cambia los criterios de alquiler para los discapacitados

Los contratos alquiler se podrán prolongar cada año, una vez haya vencido el original, siempre que no haya lista de espera

 El consejo de administración de Jovial acordó en la última reunión la modificación de los criterios de adjudicación de los pisos de alquiler habilitados para personas con movilidad reducida.

Una de las modificaciones de los parámetros es el hecho de que, a partir de ahora, se permitirá prorrogar cada año el contrato de alquiler principal, que se establece en un inicio para cinco años y que hasta el momento no eran perllongables, siempre que no 

haya otros demandantes inscritos en la lista de espera. 

La otra medida es que puedan acceder a las viviendas personas con “problemáticas añadidas, que no cumplan estrictamente los demás requisitos”. 

Este segundo parámetro, tal y como ha explicado el consejero de Juventud del común de Andorra la Vella, Patrick Bosch, se ha incluido por cuestiones técnicas, para garantizar que “toda persona que vaya en silla de ruedas pueda acceder a los pisos” 

Las solicitudes las pueden tramitar las personas con necesidades específicas en cuanto a movilidad que tengan más de 18 años provenientes de cualquiera de las siete parroquias.

Actualmente los apartamentos de alquiler disponibles son tres y disponen de equipamientos especiales como, por ejemplo, el hecho de que todos los muebles tienen una altura menor a la habitual para que la persona que los utilice pueda hacerlo desde una silla de ruedas. 

También se han hecho adaptaciones a las puertas, que tienen una anchura superior a la habitual, para que se pueda acceder de una estancia a otra sin dificultades. 

Además, se han instalado algunos electrodomésticos especiales, como por ejemplo la campana extractora de la cocina, que funciona con un mando a distancia.

Vivienda con historia

El proyecto de Jovial se inició hace dos años, con la intención de que los inquilinos fueran los jóvenes de la parroquia. 

Los pisos de alquiler sin características específicas ya están adjudicados a jóvenes de entre 18 y 35 años provenientes de la parroquia. 

Bosch ha asegurado que actualmente hay lista de espera para acceder a estos pisos y que algunos de los jóvenes que han vivido ya han terminado su paso por la vivienda y han dejado paso a la siguiente persona en la lista. 

La alta demanda de estos pisos se explica por el hecho de que el inquilino paga un alquiler que se establece en aproximadamente el 30 por ciento de su sueldo. 

El consejero de Juventud ha remarcado que “los únicos cambios que se han ido haciendo han sido sobre los pisos de movilidad reducida”, dado que son los que están siendo más difíciles de otorgar.

Las premisas para la adjudicación de los apartamentos habilidades han sufrido diversas modificaciones a lo largo de la vida del proyecto: en primer lugar se presentaban al igual que los pisos para jóvenes. 

Al ver que con estas características no se adjudicaban se pasó a adjudicarlos también a personas provenientes de otras parroquias que hiciera al menos 3 años que vivían en la capital. 

La siguiente medida que se tomó para intentar hacer más atractiva la oferta de las viviendas fue la de no limitar la edad de los solicitantes, es decir, que en vez de ser vivienda para jóvenes pasara a ser para personas 

con movilidad reducida independientemente de su edad.

Sin embargo, los tres pisos siguen sin inquilino, y por este motivo se ha puesto en marcha la aplicación de las nuevas medidas.

Fuente:

Diari d’Andorra