Aprobados dos planes parciales y dos especiales en el último año

Tan sólo en la Massana, Canillo y Escaldes ha habido aprobaciones definitivas

La actividad urbanística continente bajo mínimos y parece que la recuperación todavía queda lejos. Lo evidencian las cifras de los planes parciales y especiales que se han aprobado desde la entrada en vigor de los planes de ordenación parroquiales (POUP), entre 2006 y 2007: diecisiete de parciales y dos especiales.

De estos, sólo cuatro (dos de iniciativa pública y dos privada) se han validado durante el último año. Los particulares han salido adelante, en el último año, un plan en Canillo y otro en la Massana, mientras que el común de Escaldes, como impulsor, ha aprobado un par más.

La situación económica y la complejidad del proceso siguen siendo los principales escollos, porque cuando un particular quiere sacar adelante un proyecto urbanístico tiene que hacer primero un dispendio considerable. Lo mismo ocurre en la administración cuando actúa por la vía del plan especial, ya que los costes que genera la ejecución del planteamiento derivado los pondrá por adelantado el común, que luego los repercute a los propietarios. Sin embargo, a pesar de las recientes modificaciones legislativas, pensadas para agilizar los procesos y reactivar el sector, de mejora todavía no se ha notado ninguno. Los diferentes departamentos técnicos de los comunes así lo verifican. Desde Andorra la Vella, donde todavía no se ha dado luz verde a ninguna iniciativa urbanística, comentan que “no se constata una mejora o reactivación en la actividad constructiva” desde la entrada en vigor de los cambios de la ley, al tiempo que exponen que “no se ha notado una inflexión en la tendencia general de los últimos años”.

 

Más flexibilidad

Con todo, desde la capital sí reconocen que esta modificación de la ley “está significando una mayor flexibilidad en la misma vida del plan de ordenación y creemos que, a medio plazo, puede ayudar al promotor particular a iniciar la actividad urbanística y / o constructiva “. En Canillo, los técnicos del común expresan casi de forma idéntica: “Las modificaciones en la ley general mejoran los trámites en ciertos aspectos, pero la situación actual no ha permitido apreciar una reactivación del sector”.

Pero aunque la actividad es moderada, la situación varía sustancialmente en función de la parroquia. Mientras que Andorra la Vella y Ordino continúan con el marcador a cero (el común Ordino está trabajando en la Querola, el proyecto de la urbanización de lujo diseñada por Jean Nouvel), en Escaldes-Engordany y Encamp ha habido movimiento, y en breve engordarán la lista de proyectos definitivos. En la primera se han aprobado definitivamente tres planes parciales (los de Can Domingo y las Lenguado son ejemplos), un par más (el del helecho y el de Costas de los Vilars) han validado provisionalmente por el común y están en espera del pronunciamiento de la CTU y del Gobierno, y también se está trabajando en planes de iniciativa privada en la carretera de Engolasters en la zona Étang-Salé. Escaldes, además, es la única con planes especiales publicados en el BOPA: los de la Plana y el de Engolasters, a la vez que existe la tramitación en marcha de tres (en L’Obac, en el cementerio y las Ciénagas). En Encamp, aparte de los planes ya aprobados en 2009 y 2010 (el Roc de la Horca y los Orales), actualmente hay uno en exposición pública (en las Travesseres), tres en curso de tramitación (en la cabeza, la Moixa ya las Calranes) y un último se encuentra en curso de redacción (en la Gavatxa).

La Massana, por su parte, continúa liderando el ranking urbanístico del país, con siete planes aprobados (dos en la Aldosa-uno de los cuales durante el último año-, tres en Anyós, uno en la Massana y otro en Arinsal) . En Sant Julià la situación hace un año que está estancada y sin novedades (desde 2006 se han desarrollado dos planes por parte de los privados, uno en la carreretera de la Rabassa y otro frente a los grandes almacenes Punto de Encuentro). Canillo, finalmente, ha incrementado el último año la lista con un plan activado para particulares: además de los ya cerrados en el Tarter en la zona del Horno, se ha concretado otro en Meritxell.orteig organizado por Andorra Turismo.

Fuente:

Diari d’Andorra