El Ayuntamiento Aprueba un plan parcial en el medio de la FORTA Sequía urbanística

Desde 2006 la Parroquia nomos había dado luz verde un dos Textos de Iniciativa Privada

Hacía bastante meses que el común de Santo Julià de Lòria no daba luz verde a un plan parcial. De hecho, es una de las corporaciones que sufren con más bastante el estancamiento urbanístico y desde el 2006 únicamente se han desarrollado dos planes por parte de los privados, uno a la carretera de la *Rabassa y otro frente a los grandes almacenes Punto de Encuentro.

La sesión de común de ayer, pero, incrementó este marcador: se aprobó un plan parcial en el centro del pueblo que es fruto de la iniciativa privada. El consejero de Urbanismo, Josep *Majoral –que comentó que a raíz del proyecto el común percibirá el 10% de la cesión por la vía económica–, recordó que el de la construcción “es un sector muy tocado por la crisis”. Y que, de hecho, no hay ningún movimiento hoy a la parroquia que haga pensar que en breve se aprobarán más planes parciales. “Administrativamente no hay nada entrado. No hay ningún técnico trabajando en ningún plan parcial”, remarcó.

Y, justamente, con la confianza que servirá como una herramienta para reactivar esta sequía urbanística, el pleno del consejo también aprobó el *ordinació que permite el aplazamiento o pago fraccionado de las cesiones económicas derivadas del planeamiento urbanístico. El texto es fruto de la modificación puntual que el Gobierno hizo hace meses a la Ley del suelo y que, según *Majoral, “puede ser un punto más” para activar la situación. 

Por otro lado, desde la corporación confirmaron las previsiones de cierre presupuestario para este año que se avanzaron hace un mes. El responsable de Finanzas, Joan Antoni León, comentó que se espera liquidar el 2011 con un superávit 1,8 millones y una deuda de aproximadamente 17,4 (la cifra se encuentra al 64% del límite establecido por la Ley de finanzas comunales). León calificó los datos de “positivas” y recalcó que “hemos mantenido los servicios y no hemos incrementado la presión fiscal”. Cómo también recordó que en este mandato se ha conseguido reducir sustancialmente la deuda, que hace cuatro años ascendía a los 20 millones. En cuanto al presupuesto para el 2012, desde la corporación local prefieren que sea el próximo equipo comunal encabezado por Montserrat Gil quién lo cierre y dé el visto bueno.

 

Fuente:

Diari d’Andorra