El Gobierno, dispuesto a asumir el cuello de Ordino

El ministro de Territorio, Jordi Alcobé, indica que la decisión se tomará en el marco del nuevo plan viario, pero dice que es una opción asumible

El ministro de Territorio, Jordi Alcobé, indica que la decisión se tomará en el marco del nuevo plan viario, pero dice que es una opción asumible

 

El ministro de Territorio, Jordi Alcobé, indica que la decisión se tomará en el marco del nuevo plan viario, pero dice que es una opción asumible

El Gobierno se muestra dispuesto a estudiar la posibilidad que el cuello de Ordino pase a ser una carretera general, tal como ha reclamado esta semana el cónsul mayor, Ventura Espot, durante una sesión del común.

Así lo apuntó el ministro de Economía y Territorio, Jordi Alcobé, durante la visita que junto con la cabeza de Gobierno, Toni Martí, realizó a diferentes obras viarias finalizadas durante las últimas semanas. 

El político canillenc, además, justificó la decisión de cerrar a la circulación esta vía, que une Canillo y Ordino, durante la temporada de invierno, y apuntó que el riesgo que existe, principal justificación argumentada para la medida, no tiene lugar tanto por las carencias que pueda tener la infraestructura, que en circunstancias normales no es especialmente peligrosa, sino por el hecho que, por su situación, se forman fácilmente placas de hielo o se acumula nieve.

“La petición está en fase de estudio y lo acabaremos de definir con el nuevo plan viario”, explicó Alcobé al ser preguntado por cómo se había recibido desde el Gobierno la reclamación hecha el pasado miércoles desde la corporación ordinenca. El ministro dio a entender que hay una disposición a responder favorablemente a la petición. “Lo valoraremos, pero entiendo que asumir su gestión no sería una cosa excesivamente complicada porque ya actualmente estamos destinando muchos esfuerzos”, comentó el máximo responsable del ministerio de Economía y Territorio.

Y es que, según indicó, ya en los últimos tiempos desde el ejecutivo se han realizado diferentes actuaciones que, a su entender, hacen que la carretera tenga suficiente seguridad en circunstancias meteorológicas normales. “Falta básicamente adecuar algunas barandillas”, apuntó Alcobé. Todo y estos trabajos, admitió que durante la temporada de invierno el cuello de Ordino presenta un riesgo elevado para los conductores y es este el motivo que justifica la decisión de cerrarlo al tránsito, un corte que se inició ayer y que se alargará hasta la primavera próxima, según informaron desde la Agencia de Movilidad.

El ministro de Economía y Territorio quiso poner de relieve que es justamente este importante riesgo para los vehículos que circulan el motivo esencial que ha traído al cierre del cuello, una decisión que, recordó, “no es el primer golpe que se hace” y que persigue como objetivo fundamental “evitar accidentes”. Alcobé reiteró que durante los meses de invierno la carretera “es peligrosa” durante muchos días, puesto que “hay partes que se encuentran en una zona muy obaga y es donde se acumula con demasiado facilitado nieve o placas de hielo”. Y, según el parecer del ministerio, la solución a esta problemática pasa para lanzar continuament sal, hecho que provoca que “su mantenimiento sea excesivamente costoso”.

MEJORA EN LA RED VIARIA CON EL FIN DE TRES GRANDES OBRAS

De Escaldas a Canillo. La finalización de la rotonda este del túnel de los Dos Valires, de los falsos túneles que eliminan la curva de Radio Andorra y la rotonda del puente del *Mereig, facilitará la vida a los conductores que circulen por este tramo de la general 2. Las tres nuevas infraestructuras fueron visitadas tanto por el ministro de Territorio, Jordi Alcobé, como por la cabeza de Gobierno, Toni Martí, que quiso remarcar la “mejora tanto visual como de tránsito para ciudadanos y turistas”. 

Entre las tres obras, el Gobierno ha destinado unos 25,4 millones de euros. La más cara es la doble rotonda de los Dos Valires, con 15,77 millones que se añadirán al coste del resto de fases de la infraestructura, que se pagará a 40 años. Tanto para este proyecto como para el vial de Santo Julià el ejecutivo sigue buscando financiación y, de hecho, este tema se pondrá sobre la mesa a la hora de negociar con los bancos la reestructuración de la deuda del Estado.

Finalmente, en la zona no se ha iniciado la construcción del edificio del COEX por la carencia de dinero. Los terrenos, pero, ya son del Gobierno y se hará más adelante, a pesar de que Martí avisó que “no es prioritario” y destacó que en el actual espacio del servicio se ha conseguido una considerable reducción del coste del alquiler, de hasta el 65%. 

Sobre los túneles de Radio Andorra, la cabeza de Gobierno destacó “la eliminación de un punto negro”, pero lamentó la carencia de colaboración del común para poder hacer ya los cuatro carriles previstos. Martí apuntó que los planes no se cambiarán y que se garantizará la seguridad con un radar y un cambio de lugar del paso de peatones. “No nos va de diez días para llegar a un acuerdo con el nuevo cónsul”, comentó la cabeza del ejecutivo. Así, el tramo estará plenamente en funcionamiento pasadas fiestas.

La visita hace finalizar a la nueva rotonda al entrada sur de Canillo, una infraestructura que también prevé un puente que enlazará con el futuro vial hacia la zona de Sella. 

La cabeza de Gobierno admitió que el presupuesto aprobado jueves “tiene poca inversión”, un aspecto que “nos podemos permitir uno o dos años”. Avisó que “a final de legislatura tenemos que dar un nuevo impulso a la inversión”.

Fuente:

Diari d’Andorra