La apertura económica de Andorra será realidad en otoño

El presidente del gobierno se muestra favorable a una entrada de capital extranjero progresiva siempre que se haga en todos los sectores

El Gobierno quiere que la apertura económica sea operativa como mucho tarde en otoño.

Es por eso que ayer, la cabeza de Gobierno, Toni Martí, junto con el ministro de Economía y Territorio, Jordi Alcobé, el de Asuntos exteriores, Gilbert Saboya, y la cabeza de proyectos estratégicos del Gobierno, Josep Maria Missé, se reunieron con los integrantes del grupo parlamentario demócrata para exponerlos la hoja de ruta prevista para los próximos meses. Martí, como ya dijo en el discurso de fin de año, aseguró que el 2012 es “el año clave para la apertura económica” y apuesta porque el texto pueda entrar a trámite al Consejo General durante el primer periodo de sesiones. “Si lo podemos hacer en marzo, mejor que en abril”, dijo. 

De este modo, si el texto entrara a trámite en marzo, se podría aprobar en julio. Si finalmente no entrara hasta abril, no se aprobaría hasta septiembre. Con todo, la entrada en vigor será inmediata después de publicarse en el Boletín Oficial del Principado. “No se puede perder tiempo. […] Es el momento o de cerrar o de abrir Andorra en el mundo”, manifestó Toni Martí, que en referencia con las declaraciones hechas hace unos días por el excap de Gobierno, Òscar Ribas, se mostró favorable a una apertura progresiva y selectiva siempre que sea completa. “Si se entiende que no se tiene que cerrar ningún sector, estoy de acuerdo”, indicó la cabeza del ejecutivo.

Agenda

Martí explicó que esta semana se reunirá con el grupo parlamentario socialdemócrata para exponerlos el texto y el próximo día 17 hará el mismo con todos los agentes económicos (Cámara de comercio, CEA, EFE y PYME) y los representantes del colegios profesionales. Además, concretó que pedirá una comparecencia pública a la Comisión de Economía para explicar la hoja de ruta prevista para aprobar la ley. Con todo, el presidente del grupo parlamentario demócrata, Ladislau Barón, remarcó que la tramitación será “normal, pausada y tranquila”.

Barón también detalló la filosofía de la nueva ley, que confirmó que pasa por una “apertura de todos los sectores” y con inclusión de algunas cláusulas de salvaguarda que no serán “sectoriales”, sino “conceptuales”. Así concretó que “cuando se puedan poner en peligro cuestiones como el interés general, el medio ambiente, la seguridad o las reglas de competencia del mercado puede haber cierta capacidad de seleccionar el nivel de apertura”. 

Barón tampoco descartó el diálogo y el acuerdo con los integrantes del Partido Socialdemócrata. “ habrá un esfuerzo en este sentido”, aseguró, destacando, pero, que se trata de un “proyecto básico” y que por lo tanto “se impulsará con independencia del nivel de consenso que se pueda lograr”.

El presidente del grupo socialdemócrata, Jaume Bartumeu, declinó hacer valoraciones “hasta que no conozca el detalle” de la propuesta que ha preparado el Gobierno, pero a pesar de todo recordó que desde el PS “siempre hemos sido a favor de una apertura al 100%, nunca hemos sido prisioneros de ningún lobby”. Bartumeu ironizó sobre el hecho que Martí hubiera trucado antes a los agentes económicos que a él para avisarlos de la reunión.

MARTÍ DICE QUE LA LEY DEL JUEGO “NO ES UNA PRIORIDAD”

La cabeza de Gobierno, Toni Martí, quiso remarcar que el ejecutivo trabaja también en todos aquellos temas que se anunciaron como importantes para hacer frente a la crisis económica. En este sentido, avanzó que una de las cuestiones en las cuales se van tirando pasos para conseguir que sea una realidad es en la construcción del helipuerto, pero no dio más detalles. La ley del juego, en cambio, explicó que a pesar de que se trabaja, en estos momentos “no es una prioridad”, y recordó que el Consejo General tiene ahora para salir adelante el proyecto de las tasas del tabaco y la optimización de recursos en gasto de personal. Martí recordó que una de las propuestas que ya ha visto la luz es la reforma de Ley de las residencias pasivas y que en el presupuesto se ha incluido una partida importante para poder dar trabajo en aquellas personas que se encuentran paradas. “El año 2012 será difícil, pero pondremos las bases de una nueva economía generadora de puestos de trabajo”, aseguró el líder del ejecutivo.

Fuente:

Diari d’Andorra