La apertura de comercios en Andorra será inmediata en abril

Martí y Alcobé se reúnen con los cónsules para empezar a definir un nuevo reglamento que permita acelerar los trámites

El presidente

 de Gobierno, Toni Martí, y el ministro de Economía y Territorio, Jordi Alcobé, se reunieron ayer con los cónsules de las siete parroquias para exponerlos su proyecto de apertura económica.

En este sentido, uno de los puntos que se trataron fue la creación de un nuevo reglamento que posibilite la simplicación de los trámites de apertura de comercios para conseguir poderlo hacer al instante. Así, prevalecería la declaración de responsabilidad del comerciante, aunque también se establecerían algunas salvaguardas. 

“Somos conscientes que la simplificación de los trámites es una prioridad para la administración y estamos de acuerdo con el hecho que hay que agilizar los procedimientos en el ámbito constructivo y de apertura comercial para ser mucho más cercanos al ciudadano”, aseguró Alcobé, que explicó que la intención es que el cambio se pueda hacer en un “plazo muy corto”. Es por eso que ayer se acordó un nuevo encuentro durante el mes de febrero para empezar a poner las bases del nuevo reglamento que permita la apertura en cero días y así, en dos o tres meses, que pueda estar ya en vigor.

“Tenemos que apostar fuertemente para facilitar las aperturas comerciales pero también responsabilizar la gente que pide estas autorizaciones que tiene que hacer las cosas muy hechas”, indicó el cónsul mayor de Encamp, Jordi Mas, que actuó como portavoz de los representantes parroquiales y añadió que desde los comunes “lo hemos visto bastante bien porque todos tenemos la misma problemática y la gente nos pide que no se tarde tanto tiempo a dar la autorización”.

Algunas excepciones

La voluntad del Gobierno es que la mayor parte de negocios se pueda abrir sin autorización previa, pero el ministro de Economía también dejó claro que se prevén algunas salvaguardas aplicables en comercios relacionados, por ejemplo, con temas de salud.

“Es cierto que la economía no acompaña y nos tenemos que permitir plantear cosas que no nos planteábamos hasta ahora”, apuntó el ministro, que reconoció, pero, que “no estamos innovando, sino cogiendo propuestas que ya se aplican en los países vecinos”. 

Alcobé también recordó que el 2010 ya se hizo un reglamento que permitió pasar a cinco días de plazo de apertura de comercios. En este sentido, destacó que a día de hoy, un 40% de las tiendas se acogen a la reducción de plazos y por lo tanto abren en cinco días. Pero el objetivo a partir de ahora es conseguir que el número de comercios que se acojan a este plazo llegue al 80% o que incluso lo puedan hacer en cero días.

Por otro lado, en cuanto al proyecto de apertura económica, Jordi Mas afirmó que había sido “muy enriquecedor” poder conocer la hoja de ruta que plantea el Gobierno, puesto que tendrá “incidencia directa en el comunes” y es imprescindible para conseguir el nuevo modelo económico del país.

MÁS TRABAJO PARA ACELERAR LOS CAMBIOS EN LA LEY DEL SUELO ANTES DE AGOSTO

En el encuentro que mantuvieron ayer los cónsules con la cabeza de Gobierno y el ministro de Economía y Territorio también se puso sobre la mesa la necesidad de acelerar el trabajo para poder salir adelante la modificación de la Ley del suelo. Un cambio que tiene que servir para reactivar el sector de la construcción y que Alcobé apuntó que se tendría que tener terminado antes de agosto, puesto que es el mes que algunas parroquias, como por ejemplo Santo Julià de Lòria, tienen previsto iniciar la revisión de los planes de urbanismo. En este sentido, el ministro aseguró que junto con el reglamento para cambiar los plazos de apertura de comercios, la modificación de la Ley del suelo es el segundo tema que tienen previsto tratar en una reunión a corto plazo.

Ayer también se habló sobre los cambios que se tienen que hacer en las leyes de transferencias y competencias del comunes. De momento no se ha puesto ningún calendario, pero Jordi Mas aseguró que será un tema que se tratará en profundidad durante la próxima reunión de cónsules. En cuanto a la ley de finanzas comunales, desde el ejecutivo se ha propuesto a los comunes que hagan simulaciones con los cierres desde el 2009 hasta el 2011 para proponer una nueva fórmula que modifique el cálculo del endeudamiento.

Fuente:

Diari d’Andorra