“Andorra es un buen valor para invertir? Absolutamente sí”

La cabeza de Bestinver asegura que “no hay color” entre nuestro país y otros destinos de esquí, e invita los inversores a moverse ahora porque “el mundo no está tan mal”

No debe de ser fácil superar la tormenta financiera del 2008 y salir reforzado ante tus clientes.

Sobre todo si te ganas la vida gestionando un fondo de inversión. Francisco (mientras esperamos para la entrevista un colaborador le dice Paco) García Paramés ha surgido del charco de los últimos años sin prácticamente manchar el vestido de su prestigio. El vínculo que tiene con Crédito Andor­rà –a quien asesora– lo trajo ayer al país para hacer una conferencia sobre las oportunidades que el mercado ofrece en la actualidad.

Si Andorra fuera un valor, recomendaría a sus clientes que invirtieran?

Absolutamente sí. Hace 4 o 5 años que vengo a esquiar en vuestro país y tengo una buenísima impresión. De hecho, es aquí donde he aprendido a esquiar. Vuestro país tiene activos indiscutibles y siempre que puedo hago muy buena publicidad. Además, acabáis de tener la Copa del Mundo de esquí!

La pudo ver?

Estuve alojado en el hotel que estaba ante la pista este fin de semana, y pude comprobar el gran ambiente que había. Estuve esquiando y escúcheme, hace poco he estado a Baqueira y puedo comparar. Con sinceridad, nada a ver, aquí se está mucho mejor. Se puede decir que soy un cliente satisfecho.

Ve bien la apertura en capital extranjero que habrá próximamente?

Sí, sin duda, es el camino. 

Un camino que llega con el mundo en una situación complicada.

Es que esto no es cierto, el mundo no está mal, al menos no para invertir. 

Pues no es la sensación que tenemos.

Mire, España, Portugal, Italia y Grecia son un 8 por ciento de la economía mundial. Las pérdidas de estos ocho países este año serán una sexta parte de los beneficios de la China. Porque se haga una idea. El mundo crecerá un 3 por ciento este año, la media que traemos los últimos 20 años. El mundo no está mal. 

Pero Europa sí.

Europa este año no crecerá, los Estados Unidos, quizás un poco, y los países emergentes crecerán mucho. Las cosas no están tan mal si se tiene una visión global. El mercado está pleno de grandes oportunidades para invertir.

Tráigase bien con los lectores del Diario de Andorra y diga en que se tiene que invertir ahora mismo. 

No haré un pronóstico concreto porque los carga el demonio. Simplemente los diría que planteen una cartera de inversiones con sentido común, si puede ser que no la dispersen en muchos bancos, que busquen valores europeos y americanos y es muy probable que ganen dinero. 

Le pongo más fácil, donde no se tiene que invertir?

Yo no invertiría en todos estos productos de renta fija a interés bajo. Si el sistema financiero quiebra, te hacen un corralito y pierdes todo el dinero. 

Es decir, que según usted arriesgo más en una renta fija que a la bolsa?

Sí, claramente.

Sabe que el ciudadano mediano lo ve a la inversa.

Me acostumbra a pasar. Yo sólo digo que cuento con estos productos de renta fija.

Por lo tanto, y para poner un ejemplo, el sistema de pensiones de la Seguridad Social tendría que jugar a la bolsa?

En los Estados Unidos, por ejemplo, cualquier sistema de pensiones tiene el 80 o el 90 por ciento invertido en bolsa porque haya rendimiento, puesto que con las cotizaciones no hay bastante para pagar las pensiones. Si a mí la Seguridad Social, la vuestra por ejemplo, me pidiera consejo, le diría que sí, que inviertan en bolsa, sin duda.

Es que aquí perdimos 8.000 millones de pesetas con esto hace unos años.

Porque siempre se invierte cuando los valores están en máximos, este es el gran error.

Por cierto, que se siendo removiendo tanto dinero cada día?

Para hacer este trabajo no puedes dejar que te afecte esto, ni para bien ni para mal. Yo duermo muy bien. Me puse más nervioso con mi primera operación que ahora.

Cuál es la operación más bestia que ha hecho?

Unos 400 millones de euros en acciones de BMW.

Y dice que duerme bien.

Perfectamente.

Le han propuesto nunca ser político?

Nunca, no creo que pudiera, pienso demasiado a largo plazo.

Fuente:

Diari d’Andorra