El Congreso de Nieve se presenta como una “oportunidad” para el turismo 2.0

Dieciocho ponentes “de alto nivel” ya han confirmado la asistencia al certamen

El séptimo Congreso mundial de Turismo de Nieve y Montaña (11 y 12 de abril) tiene que ser una “buena oportunidad” para los profesionales del sector del turismo, porque conozcan de una manera mucho más extensa las herramientas 2.0 y las introduzcan en los hábitos comunicativos con los clientes.

El que ofrece la tecnología y el mundo de Internet serán, de hecho, los ejes vertebradores del certamen, que este año acoge la parroquia de Massana y al cual ya han confirmado la asistencia dieciocho ponentes “de alto nivel” de una docena de nacionalidades diferentes. “Se trata de una buena oportunidad para los profesionales del sector turístico y comercial de aprender como utilizar Internet para la comercialización y venta de sus productos, y especialmente para la fidelización de la clientela, que es una asignatura pendiente para muchas empresas”, valoró ayer el ministro de Turismo, Francesc Camp.

El programa lo dieron a conocer ayer los máximos responsables del común y del departamento de Turismo durante la firma de un convenio de colaboración para organizar el congreso. El documento técnico fija las necesidades logísticas del certamen y las tareas que harán de manera conjunta el ejecutivo, el común Massanenc (en nombre de las siete parroquias) y la Organización Mundial del Turismo (OMT). En este sentido, el mandatario massanenc, David Baró, resaltó que este año se aprovecharán todos los recursos propios de las administraciones central y parroquiales para dirigir el grueso del presupuesto (en total, asciende a 144.000 euros) a las ponencias especializadas y la difusión del acto fuera de las fronteras. 

La vertiente práctica

El cónsul mayor quiso resaltar que la séptima edición del congreso será, sobre todo, “muy práctica”. Por eso mismo, explicó, se han buscado “perfiles muy técnicos que puedan hacer aportaciones claras y concretas de su negocio”. Y, justamente, un ejemplo de este tipo de profesionales lo aportará Georg Ziegle, impulsor de la marca Holiday Check y que ha desarrollado un sistema de evaluación de hoteles “de gran utilidad”, tanto para los consumidores como para los proveedores de servicios turísticos. En este sistema evaluador los usuarios comparten sus comentarios, hecho que da un golpe de mano a los propietarios de los establecimientos para posicionarse al mercado. Quien también participará será, nuevamente, el consultor Laurent Jactado, que presentará las conclusiones de su informe sobre turismo de montaña, el único del sector que se lleva a cabo y que, según Baró, “demostrará” que este turismo “se globaliza cada vez más”.

La muestra se hará en el Centro de Congresos de Andorra la Vieja, más espacioso para acoger los asistentes y “el mejor lugar por para tener el máximo éxito”, concluyó Camp.

Fuente:

Diari d’Andorra