Alcobé afirma que Eurovegas no hace peligrar el proyecto del casino al país

El ministro considera que si el complejo se erige en Barcelona, puede atraer gente hacia el Principado de Andorra

La posiblidad que el empresario americano Sheldon Adelson acabe apostando para construir su macrocomplejo de ocio y juego, conocido como el Eurovegas, a los terrenos que la Generalitat de Cataluña le ha ofrecido cerca de Barcelona, entre los municipios de Viladecans, Gavà, El Prat y Sant Boi de Llobregat, no preocupa el Gobierno.

El ministro de Economía y Territorio, Jordi Alcobé, se muestra convencido que si el proyecto se acaba erigiendo en tierras catalanas no supondría ningún impedimento para la instalación de un casino al Principado de Andorra. De hecho, asegura, podría ser incluso positivo porque ayudaría, a su entender, a atraer más clientes potenciales. 

“Sería una competencia sana. Si viene gente en Barcelona que quiera jugar, también se podrían acercar a Andorra aprovechando, por ejemplo, el helipuerto”, argumenta el titular de Economía. El político canillenc, a pesar de las informaciones surgidas los últimos días alrededor del proyecto Eurovegas, arrecia la voluntad del ejecutivo de hacer realidad, tal como avanzó el presidente de Gobierno, Toni Martí, durante su discurso televisado en septiembre, la posibilidad de tener “a medio o largo plazo, pero iniciándolo esta legislatura” un local de juego que actúe “como complemento de la oferta actual”. Alcobé pone de relieve que esta instalación daría en el país la posibilidad “de atraer turistas de un elevado poder adquisitivo, cosa que para Andorra es muy interesante”. De hecho, remarca, se trata de una infraestructura de ocio “que muchos visitantes nos piden”. 

El ministro de Economía admite, pero, que el futuro casino al Principado todavía está en un momento muy inicial del camino que tiene que recorrer. Tan inicial que, incluso, todavía no se ha definido por qué tipo de local se acabará apostando. “No tenemos todavía este modelo de juego, nos lo tenemos que plantear todavía”, reconoce Alcobé, poniendo de relieve que la elección tendrá que ser compatible con el país. En este sentido, el político canillenc lanza un mensaje claro a la hora de garantizar que “no queremos llenar el país de máquinas tragaperras”, sino que el eje de la apuesta tendrá que englobar ámbitos como el ocio, la gastronomía, espectáculos y congresos, además del propio juego. Se tiene que ver, indica, “como un complemento turístico, no como una oferta de ocio ludòpata”.

Adelson y Andorra

Justamente, algunos medios catalanes señalaban ayer que el magnate americano promotor del Eurovegas ya había fijado hace años su vista en el Principado. Adelson habría estado interesado en instalar un casino en los años 90 y que se hicieron contactos con el entonces presidente del Gobierno, Marc Forné. Entonces, la oposición al proyecto por parte del grupo liberal al Consejo, liderado por Martí, lo paró. Alcobé quiso remarcar ayer que el empresario americano no ha tenido ningún contacto con el ejecutivo actual, a pesar del nuevo interés por la instalación de ocio.

EL GOBIERNO ENVIARÁ AL CONSEJO LA LEY DE INVERSIÓN EXTRANJERA LA PRÓXIMA SEMANA

El proceso de apertura económica hará, el próximo miércoles, un salto adelante de gran importancia. El consejo de ministros tiene previsto dar el visto bueno definitivo a la nueva ley de inversión extranjera, texto que se prevé enviar al Consejo General ya el mismo jueves, aprovechando la reanudación de la actividad parlamentaria. De esta forma, el ejecutivo confía que durante este periodo de sesiones la legislación pueda debatirse y aprobarse al parlamento. El ministro de Economía, Jordi Alcobé, apuntó ayer que el texto, tal como ya se ha avanzado, incluirá “salvaguardas generales y objetivas” pero en ningún caso de carácter “sectorial”. Además, “se potenciará el que queremos ir a buscar”, poniendo de relieve que el interés es todo aquello que pueda aportar “un valor añadido” para Andorra. El político canillenc aseguró que desde el Gobierno ya se han tenido contactos “con empresas interesadas” para instalarse en el Principado y aseguró que la nueva legislación, que calificó de “reforma histórica”, permitirá “mejorar las oportunidades” del Principado.

Fuente:

Diari d’Andorra