El Gobierno de Andorra asegura que las denegaciones de inversión extranjera no serán para proteger sectores

Los ministros Cinca y Alcobé han presentado hoy el proyecto de ley ante la prensa.

El Consejo de Ministros ha aprobado este miércoles el proyecto de ley de inversión extranjera que entrará a trámite parlamentario este jueves para que pueda ser aprobado y entre en vigor durante el próximo periodo de sesiones.

El Gobierno de Andorra ha presentado este miércoles el proyecto de ley de inversión extranjera que, tal como ya avanzar ANA, permite la apertura al capital extranjero de todos los sectores, fija la autorización previa para inversiones superiores al 10% en función de unos criterios de salvaguarda, e instaura el silencio administrativo positivo de un mes. 

El ministro de Economía y Territorio, Jordi Alcobé, ha asegurado que este texto marca un antes y uno después en la economía del país y que tiene por objetivo definir un nuevo modelo económico y contribuir a salir de la crisis. Alcobé ha explicado que se ha optado por un modelo sin restricciones sectoriales con autorización previa porque consideran que pueden haber inversiones extranjeras que no sean convenientes teniendo en cuenta que el objetivo es el crecimiento económico basado en un valor añadido de estas inversiones. 

El ministro ha dicho que se analizará caso por caso, valorando en cada ocasión si una inversión es positiva o no por el país en función de las salvaguardas que se han definido: el ejercicio del poder público, la soberanía, la seguridad nacional, el orden público, el medio ambiente, la salud pública, las actividades relacionadas con mercancías sensibles, y el interés general.

En este sentido, ha asegurado que son criterios objetivos y muy acotados, y que el hecho de establecer elementos de valoración de cada proyecto se consigue eliminar ‘los componentes arbitrarios que pueda tener una administración’. Alcobé también ha destacado que las denegaciones se tendrán que motivar, y que los interesados podrán apelar a los tribunales si no están de acuerdo con la decisión.

El titular de Economía ha dicho que es difícil hacer previsiones sobre el número de empresas que se podrán instalar en Andorra, tanto desde el extranjero como desde los residentes que a partir de ahora disfrutarán de los derechos económicos, pero ha asegurado que tienen constancia que hay varias empresas y proyectos a la espera de la aprobación de esta ley. Aún así, la ley no será del todo efectiva hasta que no se firmen los convenios para evitar la doble imposición que faciliten la actividad de las empresas afuera de Andorra. Por lo tanto, es posible que algunas empresas que quieran trabajar en el extranjero se esperen a dar el paso de invertir en Andorra. En el caso de los residentes, que ya podrán instalar sus negocios en el país sin esperar a los 10 años, Alcobé ha apuntado que la ley permitirá eliminar la opacidad que había hasta ahora en estos casos, refiriéndose a la figura ilegal del prestanombres.

Los profesionales liberales andorranos podrán ejercer en los países vecinos

Un golpe entre en vigor la nueva ley de inversión extranjera, dado que la legislación de los países vecinos en materia de profesiones liberales también incluye el principio de reciprocidad, los médicos, farmacéuticos, arquitectos, ingenieros y economistas andorranos podrán ejercer en España, Francia y Portugal. En el caso de los abogados, podrán ejercer en Francia y Portugal pero no en España, donde la legislación fija como requisito ser de la UE o de la EEE. 

Alcobé también ha hecho referencia al hecho que los profesionales liberales otros países se podrán establecer en Andorra si tienen la residencia legal y si se cumple el requisito de reciprocidad, pero también se ha establecido una habilitación especial en función de la reputación del profesional o las necesidades sectoriales.

Fuente:

Diari d’Andora