Los hoteleros quieren que no se permita la apertura de nuevos alojamientos

La petición de una moratoria es la propuesta más votada en la consulta

Establecer una moratoria para evitar que se abren nuevos hoteles. Esta es la solución más votada por los empresarios del sector en la encuesta que desde la Unión Hotelera se ha realizado dentro del proyecto denominado Guerra de precios.

Además de esta opción, también se considera interesando la investigación de nuevas ofertas turísticas que potencien el atractivo de Andorra como destino y ayuden a desestacionalitzarlo, un mayor control del cumplimiento de la clasificación de los establecimientos, la prohibición de utilizar apartamentos de promociones inmobiliarias para uso turístico o un acuerdo entre todos los negocios que fije unos precios mínimos por categoría y ubicación durante todo el año.

La encuesta se envió a unos 200 hoteles, asociados o no, de la UH. En total, se recibieron cerca de 90 respuestas, que supone un 41,75% del total. En el sondeo, se presentaban hasta 27 propuestas de actuaciones para ayudar el sector y cada participante tenía que escoger 5 y puntuarlas del 1 al 5. Un golpe hecho el recuento la más votada y la más puntuada es la de la moratoria, una posición que contrasta en un momento donde se habla de apertura a la inversión extranjera. En este sentido, el portavoz de la entidad, Antonio Azurmendi, admite que “hay miedo que puedan venir grupos de fuera”, a pesar de que puso de relieve que “con el 30% de ocupación, no creo que haya interés salvo que sea por ins­tal·larse con una oferta nueva o centrándose en un mercado concreto que no exista aquí”. 

El empresario quiso matizar la propuesta de la moratoria. “Creo que hay muchos encuestados que del que realmente querían hablar era de no ampliar camas en la situación actual.” Azurmendi también entiende que “el miedo” es detrás de gran parte de las respuestas que han pedido la prohibición de hacer un uso turístico de los apartamentos. “Existe el problema, a pesar de que se ha intentado regular. Hay muchos pisos vacíos ahora y hay el temor que, sin una reglamentación estricta, se pueda crear un mercado que sería competencia”, argumentó.

El portavoz de la patronal hotelera, en cambio, ve muy interesante la segunda propuesta más votada y puntuada por los participantes en la encuesta, la de crear nuevos atractivos para buscar la desestacionalitzación. “Esta es una propuesta de solución de futuro”, aseguró, para después apuntar que “en esta creación de producto puede tener mucho que decir la inversión extranjera”. Por eso, reclamó que a estos proyectos “no se los ponga trabas”, sino que “se valore si aportan algo nueva, valor añadido, y si hacen crecer el turismo”. 

Y es que, a su entender, la guerra de precios “viene de la sobreoferta” y, por lo tanto, la solución “no pasa tanto para cerrar muchas camas, que tampoco lo pueden hacer”, como para “buscar la fórmula para ocupar más y durando todo el año”. Es decir, “hacer crecer la demanda”. Los resultados del sondeo se han hecho llegar tanto al ministerio como a los asociados y el objetivo es “analizarlos y continuar trabajando”.

Fuente:

Diari d’Andorra