Diecisiete empresas del país están participadas con capital ruso

Rusia manifiesta interés para potenciar las relaciones turísticas y económicas con el Principado de Andorra

De las 9000 empresas que hay hoy en Andorra, 17 cuentan con capital ruso. La mayoría de estas están relacionadas con el sector turístico (agencias de viajes, sobre todo), algunas otras son de importación y exportación de mercancías, hay una del sector de la construcción y una escuela de idiomas.

Los datos las puso sobre la mesa ayer el presidente de la Cámara de comercio, Marc Pantebre, durante el coloquio que la entidad organizó por la tarde entre empresarios y una delegación de la federación de Rusia de visita en Andorra, donde se expusieron ideas para intentar potenciar las relaciones económicas entre ambos países. 

El viceprimer ministro de Asuntos exteriores ruso, Alexander Grushko, preguntado por un asistente que le pidió consejos para ir a invertir en aquel país, animó el empresariado a “no tener miedo de venir a Rusia” porque, entre otros, el gobierno está interesado porque “ operen empresas pequeñas y de medida mediana, además de las grandes, evidentemente”. Con todo, expuso que los empresarios “tienen que encontrar sus mecanismos” y que su tarea se centra a facilitar la información y allanar el camino en el ámbito de la diplomacia y la política. Grsuhko, pero, no obvió el hecho que Andorra “está siendo cada vez más popular entre los rusos, especialmente por las estaciones de esquí alpino”, aunque “sin duda también tenemos que intentar encontrar nuevas ventanas de oportunidades a los negocios”. Uno de los proyectos que presentaron y donde empresarios del Principado podrían tener cabida lo quiere salir adelante la administración rusa a la zona del Cáucaso de norte, con la creación de seis grandes zonas turísticas orientadas al esquí, la cultura, el termalismo y el ocio: “Estos proyectos están abiertos a la participación de socios exteriores y Andorra tiene un prestigio reconocido en esta área, tecnología y conocimientos.” Cómo también, señaló el viceministro, habló con la cabeza de Gobierno y el ministro de Asuntos exteriores, con quienes se reunió ayer, de la posibilidad “de hacer Andorra encara más atractiva en verano” y ofrecer paquetes turísticos que incluyan actividades de ocio, de cultura o termalismo, en el marco de estancias incluidas en el circuito de Barcelona. 

Oportunidades no identificadas

De su banda, Marc Pantebre comentó que el hecho que todavía sean pocos los empresarios rusos que piensen en el Principado como espacio para hacer negocios,tiene lugar porque todavía “no se han identificado oportunidades de ir de allá cabe aquí”, y que a pesar de que el país se está abriendo “todavía no tiene claro hacia donde irá en muchos sectores”. Eso sí, recordó que en invierno son unos 20.000 los turistas que hacen estancia aquí.

Fuente:

Diari d’Andorra