“Buen recibimiento” en España para negociar el convenio con Andorra

El ministro Saboya expone el proyecto de apertura económica a su homólogo García-Margallo

El ministro de Asuntos exteriores español, José Manuel García-Margallo, dio “un buen recibimiento” a la petición que le formuló ayer su homólogo andorrano, Gilbert Saboya, para iniciar las conversaciones formales para negociar un convenio que suprima la imposición (CDI) que España aplica a los empresarios andorranos que presten servicios en el Estado vecino.

En el primer encuentro oficial entre dos de los principales representantes de la administración española y la andorrana después de las elecciones que van entronar Mariano Rajoy, con el cual la cabeza de Gobierno, Toni Martí, tiene previsto reunirse próximamente, Saboya expuso a García-Margallo la necesidad de abrir una negociación sobre un CDI “y en principio la predisposición a analizar esta posibilidad es notoria”, según el titular de Asuntos exteriores del Principado, que enmarcó la necesidad de poder obtener el convenio en el proyecto de apertura económica que el Gobierno está impulsando y que fue expuesto al ministro español. Saboya también expuso otras cuestiones, como por ejemplo el estado de las obras de la N-145 o la tramitación del acuerdo sobre el traslado de residuos, que viernes fue reemès al Congreso para que la cámara parlamentaria lo ratifique.

Un golpe rubricado el convenio con Francia, Martí y Saboya ya afirmaron que los esfuerzos se centrarían a llegar a una entente con España. El objetivo del encuentro que se llevó a cabo ayer a Palacio de Santa Cruz madrileño fue “una buena ocasión para hacer saber las realidades que se viven en los dos estados”. En este marco de relaciones bilaterales fue donde Saboya expuso en su homólogo que más allá de las “reformas domésticas” para abrir y reactivar la economía andorrana, también hace falta el impulso exterior para complementar “un planteamiento global”. García-Margallo habría invitado Saboya a formalizar la demanda del inicio de conversas a través de los canales habituales de su ministerio para que, desde allí, se pueda remitir la petición a todos los organismos implicados en una futura negociación que se tendría que llevar a cabo los próximos meses. De hecho, estas conversas serán el eje central del trabajo de los máximos dirigentes del ministerio de Asuntos exteriores, que también prevén hacer la misma negociación con Portugal.

 

Agradecimientos

Saboya explicó a García-Margallo los plazos de implementación del nuevo modelo económico del Principado. Y qué son los instrumentos jurídicos con que se ha trabajado o se trabaja. El ministro de Asuntos exteriores también habría aprovechado el encuentro en Madrid con su homólogo para “agradecer todo el apoyo que hemos recibido” de la delegación permanente que Espa¬nya tiene en Bruselas cuando los representantes andorranos han acudido a negociar la ensambladura a la UE, especialmente con referencia al estatuto que tendrían que tener los pequeños estados europeos. Saboya recordó que España ha mostrado “siempre un interés especial con nuestras propuestas y preocupaciones”. Por todo ello, Saboya hizo “un balance positivo” de la visita, de la cual salió con el convencimiento y el ánimo que le permite “pensar que se pueden salir adelante” las negociaciones para el CDI. También hubo “muy buena receptividad” sobre aspectos como por ejemplo el traslado de residuos o las obras de mejora de la N-145. Sobre estos trabajos, las dos partes mostraron la voluntad que las obras acaben tan pronto como sea posible, pero sin ir más allá.

Fuente:

Diari d’Andorra