La transacción inmobiliaria cae un 17% en los primeros tres meses del 2012

En el primer trimestre del 2012 las ventas de pisos y terrenos han logrado 44,8 millones de euros

La

 crisis del ladrillo parece que no tiene fin. Después de un año 2011 muy flojo las cifras del primer trimestre de este año son desesperanzadoras.

La caída en las transacciones inmobiliarias es de un diecisiete por ciento, cerca de una quinta parte de las que tuvieron lugar en el mismo periodo del año pasado. Y la cifra todavía podría ser mucho peor si no fuera por el extraordinario registro de Escaldes en febrero. Prácticamente, un tercio del dinero que se han movido en transacciones inmobiliarias a todas las parroquias corresponde a la recaudación de febrero a Escaldes. Esto significa, a pesar de que el comú no quiso ayer desvelar qué operación era, que muy posiblemente se ha producido un gran negocio inmobiliario de más de una decena de millones de euros. 

De acuerdo con las recaudaciones del impuesto a las transacciones inmobiliarias (ITP) se puede establecer que el volumen de negocio en la compraventa de pisos y terrenos ha estado de 44, 8 millones de euros entre enero y marzo (15 de los cuales son de Escaldes en febrero) mientras que el 2011 eran 54,2 millones. La caída es todavía más acentuada si se compara con las cifras del primer trimestre del 2010. Entonces se llegaba a los 60 millones de euros. Porcentualmente la bajada en dos años es de un 25%.

Por parroquias se puede constatar que hay dos grandes grupos. Dos velocidades. A Sant Julià se han hecho el 3% de las compraventas, en Canillo y Ordino el 5% cada una. Encamp y Andorra la Vella se sitúan en el 15%, mientras que Massana llega al 17%. Escaldes se lleva la palma, con el 40%.

Fuente:

Diari d’Andorra