La entidad celebrará junta de accionistas el 18 de mayo.

La entidat cerró el 2011 con unos beneficios de 6,45 millones de euros y unos recursos gestionados de más de 1.200 millones

BancSabadell cerró el 2011 con unos beneficios de 6,45 millones de euros, cifra que supone un incremento del 5,17% respecto del ejercicio anterior. Este resultado hace “evidente así el cada vez más grande protagonismo” de la entidad de origen catalán en el sistema financiero andorrano, según un comunicado emitido por el banco.

El consejo de administración someterá la aprobación de los estados financieros a la junta general de accionistas el 18 de mayo. El 2011 “todos los indicadores del banco reflejan un excelente nivel, tanto en cuanto a la gestión bancaria como financiera”, según el comunicado. El beneficio obtenido por BancSabadell el 2010 fue de 6,13 millones.

La entidad bancaria ha destacado el hecho que “en un contexto general muy difícil, este resultado positivo pone de relieve la sostenibilidad del modelo de negocio de la entidad, claramente orientado a lograr una posición de referencia en el mercado andorrano”. La inversión creditícia se ha situado en los 401,31 millones de euros, siendo más de 8 millones de euros superior a la cifra final del 2010. Este total, sumado a los vencimientos y amortizaciones, implica un incremento interanual de producción de créditos y préstamos de más de 20 millones de euros.

En cuanto a los recursos gestionados de clientes, al cierre del ejercicio, superaban los 1.200 millones de euros, con un componente cada vez más importante de la banca país, hecho que pone de manifiesto “la creciente cuota lograda por el banco en el mercado andorrano”. La ratio de eficiencia, el 31 de diciembre del 2011, era del 37,51%. La rentabilidad sobre el capital (ROE) lograba el 12,25%, por encima de la del año anterior. La ratio de morosidad se ha mantenido en niveles muy bajos, con un 0,62% del total de la inversión.

La ratio de solvencia ha continuado creciente, hasta el 20,22%, un porcentaje que duplica el mínimo del 10% fijado por el INAF, hecho que “evidencia el acierto de la política de incrementar la capitalización con una adecuada gestión de riesgos”. La ratio de liquidez también creció el 2011 y a la fecha del cierre era del 85,97%, más del doble del mínimo requerido.

Fuente:

Diari d’Andorra