La capital prevé rebajar al 0% la cesión de terreno en zona urbana

La modificación se haría cuando se modifique la Ley del suelo

Las futuras modificaciones que el Gobierno prevé hacer sobre la Ley del suelo prevén que durante un plazo determinado de seis a ocho meses, los comunes puedan reducir la cesión de terrenos en suelo urbano consolidado hasta eliminarla completamente.

La propuesta de reducir el porcentaje de cesión obligatoria del terreno en zona urbana consolidada a la hora de construir surgió del Común de Andorra la Vieja, y fue la misma cónsul mayor, Rosa Ferrer, quién lo propuso al resto de comunes. Es por este motivo que desde esta corporación, y concretamente al Departamento de Urbanismo, ya se ha trabajado intensamente. 

Las modificaciones que prevé hacer el Gobierno permitirán que cada común pueda marcar el criterio que quiera seguir, que incluso podrá ser diferente dependiente de la zona de la parroquia que interese más desarrollar. Se podrá decidir reducir el porcentaje obligatorio de cesión o incluso eliminarlo completamente, y esta es la opción que elegirá el Común de Andorra la Vieja.

El consejero de Servicios Públicos y Urbanismo, *Eron Estanque, indica que al tratarse de suelo urbano consolidado, el Común no tiene que invertir en la zona porque ya hay los equipamientos necesarios, los viales, y se puede empezar a construir sin ningún trámite previo, por eso se puede permitir condonar la cesión. Concretamente, en la capital calcula que hay cerca de una veintena de parcelas que se encuentran en este conjunto y que se podrían beneficiar de esta medida porque tienen todo a punto para la construcción. De hecho, Estanque se muestra optimista y considera que la mayoría podrían animarse a construir gracias al ahorro que los supondría no tener que ceder un 15% de su terreno. Además, el hecho que sea una medida temporal, que se prevé que dure entre seis y ocho meses, podría ser un incentivo más porque los propietarios quieran construir y no se esperen además adelante.

En algunos casos, el pago del 15%, que se puede hacer tanto con la cesión del terreno como con el importe equivalente en dinero, ha llegado a frenar construcciones que ya disponían del permiso necesario, y estos son algunos de los casos que Estanque prevé que se puedan activar rápidamente. 

En cuanto al dinero que dejaría de ingresar el Común, Estanque asegura que no es una gran pérdida puesto que actualmente no se reciben demandas para construir debido a la crisis. Por lo tanto, al menos se conseguiría reactivar el sector y esto generaría puestos de trabajo, y por lo tanto tendría más beneficios que pérdidas. 

Un golpe se hayan aprobado las modificaciones de la Ley del suelo, todas las parroquias tendrán que definir hasta donde rebajan la cesión obligatoria del suelo, y si lo hacen en todas las zonas igual. Es probable que no todos los comunes elijan eliminar del todo esta cesión, puesto que tal como apunta Estanque, hay comunes que no han sido tan estrictos a la hora de determinar una zona como suelo urbano consolidado, y esto puede suponer que en algunos casos sí que se tenga que hacer alguna inversión en equipamientos, y por lo tanto se necesite una cesión por parte de quienes quieran construir.

Fuente:

Diari d’Andorra