Andorra la Vella y Canillo eliminan la cesión del 15%

Massana y Encamp reducirán hasta el 5% la cesión en suelo consolidado a pesar de que no descartan también suprimirla

Los comunes reducirán a la mínima expresión la cesión obligatoria de terreno en zona urbana consolidada un golpe se apliquen los cambios que reclaman a la Ley del suelo con la intención de ayudar a reactivar el sector de la construcción, tocado de muerte por la crisis.

En orden a los cambios legislativos que prepara el Gobierno, buena parte de las parroquias ya tienen decidida la posición que tomarán a la hora de fijar la reducción. Y ya hay dos, Andorra la Vella y Canillo, que apostarán para eliminar la cesión para construir en zona urbana, tal como avanzaron ayer sus respectivos consejeros de Obras. Encamp y Massana, en principio, bajarán el porcentaje obligatorio (hoy se sitúa entre el 5% y el 15%) hasta el 5%, mientras que el resto de comunes todavía no han concretado el baremo que elegirán.

“Nosotros nos decantamos para eliminar esta cesión pero no todas las parroquias están en la misma situación”, comentó ayer el consejero de Servicios Públicos y Urbanismo de la capital, Eron Estany, que argumentó que “quizás hay comunes que no han sido tan meticulosos” a la hora de clasificar a sus planes de ordenación las zonas que pertenecen al suelo urbano consolidado, hecho que puede suponer que en algunos casos tengan que hacer todavía inversiones en equipamientos. Y, por lo tanto, requieran de cesiones para hacerlo. Estany también señaló que pueden condonar la cesión en estos puntos porque al tratarse de zonas urbanas, el común no tiene la necesidad de invertir porque ya disponen de todos los equipamientos. 

En espera del acuerdo del Gobierno

Desde Canillo, Salvador Brillas señaló que “el planteamiento inicial” pasa para eliminar esta cesión que tienen que hacer los propietarios que quieran construir, a pesar de que el acuerdo formal todavía no se ha tomado porque se mantienen en espera que el Gobierno y el Consejo General aprueben los cambios a la ley. De hecho, las siete parroquias ya han hecho llegar una carta conjunta al Gobierno para pedir que se incluya la posibilidad de rebaja en el marco de la reforma legislativa. Pero que esta tenga carácter temporal provisional. En principio, a pesar de que se tiene que acabar de determinar, tendría una duración aproximada de entre seis meses y un año, hasta que el sector y la coyuntura económica empiecen a mostrar signos de remontada. 

Los comunes de Massana y Encamp coincidirán a reducir el porcentaje de cesión hasta el 5%. Sus respectivos cónsules recordaron que la medida se inscribe en el programa electoral. Con todo, en los dos casos no descartan la posibilidad de acabándolo situando en el 0%. “A Massana pasará del 15% actual al 5%”, concretó David Baró. “Nosotros lo reduciremos del 10% al 5%”, expuso Jordi Torres. 

“En el caso de Massana es diferente del otras parroquias como por ejemplo la de Andorra la Vella, donde el suelo urbano consolidado está completamente en el centro y es lógico que eliminen la cesión. A nuestra parroquia de este suelo hay mucho y por todas partes, a todos los pueblos, el territorio es más extenso”, argumentó Baró. En concreto, el 22% de toda la superficie edificable es de esta tipología.

Fuente:

Diari d’Andorra