El arquitecto Julián Call gana el concurso del Estadio Nacional de Andorra

El Consejo de Ministros ha acordado declarar ganador del concurso para la redacción del proyecto y la dirección de las obras del Estadio Nacional el arquitecto Julián Call Reig

El jurado ha valorado por asentimiento la propuesta de Call, con el título de “Estadio Nacional a tres bandas”, como la mejor entre las veintidós dos que optaban al concurso nacional.En el veredicto se ha valorado especialmente la adecuación al programa funcional y el concepto arquitectónico, la disposición de las gradas, la cobertura parcial de las mismas en una primera fase, el respeto de las entradas y salidas de los pabellones, la racionalidad de los sistemas constructivos ya la vez la austeridad de conjunto y la cuidadosa valoración de los aspectos medioambientales y la sostenibilidad del equipamiento.El jurado también ha concedido el segundo premio, dotado con 12.000 euros, al arquitecto Pedro Espuga y el tercero, con una dotación de 6.000 euros, a Marc Monegal.El Ministro de Economía y Territorio, Jordi Alcobé, ha presidido el jurado que completaban el secretario de Estado de Deportes, Jordi Cerqueda, y representantes de los departamentos de Ordenamiento del Territorio, Deportes e Intervención, de las federaciones de rugby y fútbol , del Comú de Andorra la Vella y del Colegio oficial de Arquitectos.El arquitecto ha propuesto para el nuevo estadio un edificio bajo, que no quiera competir en altura con los edificios deportivos que lo rodean y que aumente la sensación de espacio. El proyecto cubre la calle de servicio que separa el campo de los dos pabellones deportivos, como estrategia para conseguir situar las gradas de tribuna hacia levante, una decisión que reduce la altura de los dos edificios deportivos en una cuatro metros.Esta misma plataforma de cubrimiento es el gran puente-plaza sobre el río Valira y el acceso natural del público desde la avenida Salou. Desde esta cota bajan seis niveles de gradas hasta el terreno de juego, situando 3.000 espectadores en una primera fase.Las fachadas principales del Estadio están los dos goles norte y sur, y se apoyan sobre la gran plataforma de acceso. Serán de vidrio translúcido y ocupan un espesor de un metro permitiendo ubicar en su interior unas gradas retráctiles que posibilitan ampliar el aforo del Estadio en 1.850 personas más, haciendo un total de 4.850 espectadores sentados entre las dos fases.La imagen del nuevo estadio se muestra como una caja luminosa, donde se puede proyectar imágenes y texto con tecnología LED, con la cubierta separada por una franja de un metro.El presupuesto total de la primera fase es de 3,5 millones de euros, dos de los cuales son aportados. El ganador del concurso dispondrá de un plazo de cuatro meses para la redacción del proyecto.

Fuente:

Mundo Andorra