El comú pone en marcha la maquinaria para convertir en público el espacio verde del Parque Central

La corporación acuerda salir adelante el plan especial y convocar un concurso para la redacción, que podría estar terminada en seis meses

El plan parcial del Parque Central “no es puede hacer, no hay interés”, explicó el consejero de Servicios Públicos y Urbanismo, Eron Estanque.

La carencia de interés por parte de los propietarios privados de la zona de hacer el desarrollo urbanístico es el que ha motivado que el común haya decidido coger las riendas y salir adelante el plan especial. Durante la sesión de consejo de común celebrada ayer se acordó impulsar el proyecto y convocar un concurso para su redacción, puesto que, tal como puso de manifiesto Estanque, hacen falta técnicos calificados en materia urbanística que se tienen que buscar fuera de la casa común. El plan podría estar listo en seis meses. 

Con el plan especial la corporación pretende que el gran pulmón verde de la parroquia –y que ahora, con el aparcamiento adyacente, cuesta unos 900.000 euros anuales de alquiler– pase a ser de titularidad pública. La administración recuperaría unos 15.000 metros cuadrados y el punto de partida es aquello que se dejó plasmado al plan urbanístico. La corporación se queda con la mayor parte de la zona verde (el resultado será inferior al parque actual puesto que también se construirán viales) y recupera los lugares de aparcamiento que perderá cuando devuelva a los privados el parking actual construyendo uno de sótano bajo el parque. El proyecto apuntaba que se harían un par de plantas de aparcamiento subterráneo y que el número de plazas podría llegar a ser superior al actual. El plan urbanístico también apuntaba que el aparcamiento pasaba a ser zona edificable y que se compensaba los propietarios –la familia Recibiera– permitiéndolos un nivel de edificabilidad superior. 

La oposición, a favor

Los dos grupos de la oposición se mostraron a favor de la iniciativa. El consejero del Partido Socialdemócrata (PS) Marc Corneja manifestó que “nos felicitamos que se salga adelante el plan especial. Esto permite un ahorro importante de alquiler de una zona que es un pulmón para la capital”. En el mismo sentido se expresó el consejero de Demócratas por Andorra (DA) Carles Torralba. “El objetivo básico es dejar de pagar alquiler y liberar un espacio público. Estamos totalmente de acuerdo porque es un lugar esencial y estratégico”. 

Sociedad pública y buses

Los cónsules informaron del impulso de una sociedad pública para gestionar “activos turísticos de la parroquia”, como por ejemplo el albergue de la Comella o el Centro de Congresos. Es un proyecto que se arrastra del mandato anterior y el objetivo es conseguir que la gestión de estos equipamientos pueda ser más ágil, puesto que dejarían de estar sometidos a derecho administrativo, que a menudo retarda trámites como por ejemplo la contratación de personal, cuando “gestionar activos turísticos pide inmediatez y este es un sistema que existe en todas partes”, puso de manifiesto el cónsul menor, Jordi Minguillón. 

Por otro lado, el consejero de DA Carles Torralba se congratuló que se hayan tomado medidas para solucionar las demandas de vecinos y comerciantes próximos a la parada de buzo de Príncipe Benlloch, que se quejaban del largo rato que pasan los vehículos parados y con los motores en marcha. Los buses tendrán que parar los motores y también se plantea que no todas las líneas se tengan que parar en aquella parada.

FERRER SE CONGRATULA DE LOS RESULTADOS DE LA CONTENCIÓN DEL GASTO

La cónsul mayor, Rosa Ferrer, se congratuló que a pesar de que los ingresos continúan a la baja, la liquidación presupuestaria del primer trimestre del año ha sido positiva. “Se está haciendo una gestión muy cuidadosa, mucho a conciencia”, argumentó la cónsul ferrer señaló que “no podemos obviar la situación económica, que nos preocupa”, pero valoró positivamente que todo el personal esté contribuïnt que el gasto no se dispare. El cónsul menor añadió que “hemos ingresado 200.000 euros menos y hemos liquidado 800.000 euros menos de gasto. Este es el gran esfuerzo de contención”.

VENTA DE UN TERRENO A FEDA PERL A CONGENERACIÓN

El comú también acordó ayer la venta de un terreno adyacente a los Serrijones a Fuerzas Eléctricas de Andorra (FEDA) porque pueda hacer el desarrollo del proyecto de cogeneración de la Comella. El proyecto energético estará muy ligado al complejo deportivo. Primero porque los 184.000 euros que recibirá el común se destinarán a las obras que requiere la instalación, por ejemplo, de aislamiento. Y después porque el acuerdo pasa porque el complejo se alcance para la calefacción y calentar el agua de la energía que producirá la planta de cogeneración (al menos un 80% de la energía que se consuma tendrá que venir de la planta). Eso sí, la mayoría dejó claro que ya se ha acordado que el precio de compra de la energía nunca puede ser superior al precio de mercado. 

La oposición también avaló el proyecto, especialmente Josep Vila, que fue el impulsor el mandato anterior, y que aseguró que el proyecto garantiza un ahorro energético importante.

Fuente:

Diari d’Andorra