El ejecutivo ‘vende’ el país a los empresarios catalanes

Encuentro entre Cinca y el secretario de Estado de Hacienda español para hablar del CDI con Andorra

El presidente de Gobierno, Toni Martí, participó ayer en la comida del Encuentro Empresarial de los Pirineo, donde empezó planteando dos preguntas: donde jugar y como ganar.

Sobre la primera, Martí indicó que hay que competir en una economía global con normas globales e iguales para todos. En este sentido, la cabeza de Gobierno apuntó que Andorra hace años que ha iniciado el camino hacia la homologación y la transparencia. Un proceso que ha incluido la firma de convenios de intercambio de información y la puesta en marcha de un sistema tributario moderno, que ha permitido la firma también de convenios para evitar la doble imposición. Por otro lado, remarcó que este nuevo sistema tributario se incluye dentro de una apertura económica “sin excepciones”. De hecho, señaló, el Consejo General “votará y estoy seguro que aprobará” el 21 de junio “la ley que levanta todas las trabas a la inversión extranjera”. Con estas explicaciones, Martí quiso dejar claro que “Andorra no quiere quedar al margen”.

Para ganar y poder crecer, la cabeza de Gobierno apostó para mantener las singularidades y diferencias del Principado, un hecho que, aclaró, no corresponde a excepciones sino a ventajas competitivas. Unas ventajas que pasan por la fiscalidad, pero también por la calidad de vida, el respeto por los derechos y libertades de las personas, y sobre todo por el dinamismo y la gran capacidad de trabajo de los ciu­dadanos.

Martí describió Andorra como un “hub de innovación, talento y emprendeduría al corazón de los Pirineo”, que no quiere ser sólo destino de las inversiones, sino también origen de iniciativas empresariales de éxito. 

Negociación del CDI

Según pudo saber el Diario, el ministro de Finanzas y Función Pública, Jordi Cinca, aprovechó la clausura del Encuentro Empresarial de los Pirineo para mantener una primera presa de contacto con el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, y durante la conversación, según explicaron fuentes cercanas, se habló de la voluntad manifestada anteriormente de firmar el convenio de no doble imposición. Aún así, según las mismas fuentes, se trató de un encuentro inicial y, por lo tanto, todavía no se pudo concretar nada. De hecho, esta semana, en el marco del encuentro de la cabeza del ejecutivo con la delegada del gobierno español en Cataluña, Maria de los Llanos de Luna, Martí ya avanzó que Cinca tenía previsto verse con Ferre –aunque no concretó cuando tendría lugar el encuentro– para avanzar conversaciones sobre el convenio de no doble imposición, y que seguramente también se podría hablar de la amnistía fiscal decretada por el ejecutivo vecino.

EL CONSEJERO MAS-COLELL LLEGA CON UN MENSAJE De OPTIMISMO BAJO EL BRAZO

El consejero de Economía y Conocimiento de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, abrió ayer la segunda jornada de conferencias con la intención de transmitir positivismo en medio del descalabro financiero que vive el país vecino. Arrancó, primero, lanzando un “mensaje optimista”: “Si hacemos las cosas bien y si Europa colabora, y ni una cosa ni la otra son fáciles”, cree que en un año los grandes problemas enclavados en la economía vecina –haciendo especial referencia al mercado laboral y a la crisis bancaria– “pueden estar encarrilados”. Y a continuación quiso dar en el auditorio “dos buenas noticias”. Una –que levantó alguna sonrisa entre los asistentes– es que “el resto del mundo está mejor que nosotros: imagináis como seria si fuéramos los que mejor están? Esto quiere decir que hay una fuerza a que nos podemos coger”, expuso. La segunda es que durante la época de expansión y de la burbuja “no todo va ser una fiesta”. “Aquellos años de crecimiento han dejado un buen grueso de empresas exportadoras y que trabajan fuerza y que son tan productivas como las alemanas”. Finalmente, aseguró que “el euro es indestructible” y que desde Cataluña “no se prevé un horizonte que no sea el euro”.

Fuente:

Diari d’Andorra