La edificación de pisos nuevos cae un 70%, hasta mínimos históricos

Los arquitectos han visado el primer semestre de este año un 68,7% menos de metros cuadrados que en el mismo periodo del 2011

Las cifras de superficie visada por los arquitectos durante el primer semestre de este año evidencian la gran parálisis que sufre la construcción.

En el primer semestre del año el colegio profesional sólo ha dado el visto bueno a 12.627 metros cuadrados de obra nueva. En el mismo periodo del 2011 la cifra fue de 40.363. La caída ha estado de un 68,7% entre un ejercicio y el otro y sitúa la actividad en mínimos históricos. 

Si se suman el total de metros supervisados de obra nueva, de reforma, de ampliación y de escombro, la suma asciende a 33.462. Un año antes, en los mismos meses, se habían visado 65.784. Por lo tanto, la obra de rehabilitación, la que el sector de la construcción considera una de las vías para salir de la situación crítica por la cual pasa, tampoco arranca. El gerente de la Asociación de Contratistas de Obras (Acoda), Víctor Filloy, manifestó que la caída de la obra nueva autorizada era de esperar. “La situación es la que es”, afirmó. Y añadió que el hecho que los metros visados de reforma disminuyan también –en este caso, pero, ligeramente, puesto que han pasado de 18.577 el 2011 a 18.321 el 2012– no es un buen síntoma. “Si no aumenta el que leería es que todo el trabajo hecho desde la administración para #promover la rehabilitación de edificios no está funcionando”, dijo. Eso sí, la reforma no aumenta pero en este semestre ha sido superior a los proyectos de obra nueva, un aspecto bastante nuevo.

Modificaciones

El sector reclama en el Gobierno modificaciones en los reglamentos que animen la rehabilitación. “Hace más de un año que insistimos”, aseguró. Víctor Filloy recordó que el recientemente presentado Libro blanco de la energía evidencia el gran camino que hay por recór­rer en esta dirección: la de la reforma para hacer edificios más sostenibles y eficientes dado que existe un parque de edificios muy envejecido. Qué se tiene que hacer porque los propietarios inviertan en reformas? Los constructores lo tienen claro: que el Sido ponga a disposición de los particulares “créditos ventajosos” y que haya subvenciones. “Si no es difícil estimular el propietario”, argumentó Filloy. Las subvenciones, añadió, tendrían que definirse en función de la eficiencia energética que se logre con la obra. “Que a quien sólo cambia las ventanas se le abone un 10% pero que se premie quién haga más esfuerzo”, argumentó. El sector insiste, además, que se tendría que instaurar una ITV de edificios de manera periódica por se­ñalar allá donde se tendría que actuar.

El que quiso dejar claro el gerente del Acoda es que la modificación de la Ley del suelo aprobada a final de julio –y que prevé, entre otros medidas, que los comunes puedan dejar a cero de manera transitoria la cesión obligatoria en suelo consolidado– no hará nada por sí sola, y recordó que en mayo pusieron sobre la mesa una serie de medidas de las cuales “tenemos poco regreso. Sabemos que algunas se están analizando pero mientras se analizan la situación es esta”, manifestó. 

Filloy recordó que pidieron políticas para animar la rehabilitación pero también “mantener un nivel adecuado de obra pública”, una ley de morosidad, una de concesiones administrativas o modificaciones en la del impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP) o de plusvalías. “Todas las propuestas se formularon en mayo y cada día que pasa hay menos metros cuadrados. Si no hay obra nueva y no hay reforma el sector está dirigido a la muerte”, lamentó.

Fuente:

Diari d’Andorra