El primer partido de criquet de la historia en Andorra

Un equipo con jugadores británicos y de la Commonwealth y un equipo holandés, el *Fellowship *of *Fairly *Odd Plazas, jugaron el primer partido de criquet de la historia al Principado, al Campo de Ordino.

Típicamente inglés. Deporte nacional de verano y poco conocido fuera del ámbito de la Commonwealth. En un resumen libre se lo podría denominar como el béisbol europeo y señorial.

El criquet se juega en campo de dimensiones grandes, menos al campo de Ordino porque tenían la coartada que era el primer partido en el Principado, con bates, pelota y equipos de once jugadores cada cual. Los estadios pueden ser circulares u ovalados, nuevamente menos al campo de Ordino. El mejor ejemplo es lo Lord’s de Londres o el de Melbourne. Cómo en el béisbol se trata de ganar haciendo más cursas que el equipo contrario en los turnos de bautizo. Es un deporte muy lento, que puede durar, dicen ellos, incluso, días. Eso sí, como es inglés, con un intermedio para tomar el té. La diferencia con el béisbol es que el balejadors se sitúan ante los wicket o puertas para impedir que las superen los lanzadores. Están formadas por tres estacas clavadas al césped. Un mundo muy diferente. Un deporte desconocido que busca la difusión en el Principado. Al equipo de los británicos se encontraba el exjugador del VPC Andorra Peter Lucas. Al otro bando y con chaquetas muy peculiares, de los colores matalassers del Atlético de Madrid, llamaban la atención por su indumentaria. Parecía una fiesta de disfraces típicamente inglesa. Al fondo de todo y sentados cómo si fueran las autoridades se encontraba el secretario de Estado de deportes, Jordi Cerqueda, y después el recién llegado al departamento, Jordi Beal. Se lo miraban con atención y más cuando Peter Lucas se encontraba sobre el mismo césped. “ jugaba al colegio en Australia y encuentro que es un deporte muy divertido y con mucha tradición en mi país. No jugaba desde el 1994 y por mí ha sido un día muy especial”, reconoció Peter Lucas, que habló bajo

 cuando se le preguntó por el resultado final. Triunfo de los Fellowship of Fairly Odd Plazas Cricket Club de Holanda. “La diferencia es muy grande. Esperamos que se repita”.

 

Fuente:

Diari d’Andorra