El macrocomplex urbanístico de la Cabeca empezará a desarrollarse el próximo año

El común aprueba el plan parcial del proyecto, que comprende 155.000 metros de superficie a la entrada de la parroquia

El macrocomplex de la Cabeca, que se levantará a la entrada de Encamp en unos terrenos que habían sido propiedad de Maria Reig –se vendieron por 300 millones de euros– empezará a ser una realidad el año que viene.

El común dio ayer luz verde por unanimidad al plan parcial del proyecto urbanístico, con una extensión gigantesca: 155.000 metros de superficie, situados en paralelo al río desde la rotonda de acceso a la boca este del túnel de las Dos Valires hasta más allá del punto redondo del antiguo camping Europa. La iniciativa, la más importando que se desarrollará a la parroquia en años, prevé acoger establecimientos de ocio, comerciales, de hoteleria, de logística, oficinas y áreas residenciales. “De todo excepto industria pesada”, concretó Joan Pla, el representante del emprendida Árboles de otoño, promotora y encargada de la obra de urbanización de los espacios. 

Pla expuso que ahora, un golpe aprobado el plan parcial, se iniciará a principio del año que viene la urbanización de los terrenos –construcción de viales e instalación de servicios– y se podrán poner a la venta las parcelas hacia el 2014, porque los inversores que estén interesados se instalen. “Mientras hacemos las obras estaremos en espera de la recuperación económica, pero no comercializaremos nada hasta que el terreno no se haya urbanizado”, señaló. Porque, dejó claro, Árboles de Otoño no construirá ni se encargará de los negocios que haya al macrocomplex. Esto será tarea de los empresarios que apuesten por la Cabeca.

Empezar con la obra “mínima”

El coste de edificar los viales, los accesos y los servicios a todos los espacios se ha presupuestado en 14 millones de euros, que asumirá íntegramente la promotora. Con todo, el representante del grupo expuso que el próximo año, un golpe se obtengan los permisos pertinentes, se harán las obras “mínimas” y no toda la vialitat de golpe. A pesar de que no pudo precisar la inversión de esta primera etapa, la cifró en “unos 2 o 3 millones de euros”. 

Árboles de Otoño todavía no ha comenzado contactos concretos con posibles empresas interesadas para invertir a la entrada de Encamp. Pero confían que la Ley de inversión extranjera será un revulsivo clave. “Sabemos que hay operadores importantes que habían sido interesados para venir y no lo habían podido hacer por la ley andorrana”, comentó Pla. Del mismo modo, el cónsul mayor de Encamp, Jordi Mas, se congratuló por la aprobación del plan parcial y por el desarrollo de un proyecto que será un “revulsivo” para la par­ròquia. Desde el PS, Joan Sans añadió que la iniciativa, que se empezó a gestar durante el pasado mandato, “será importante no sólo para la parroquia, sino para todo el país”.

Fuente:

Diari d’Andorra