El grupo Dorsia abrirá una clínica de estética en Andorra el próximo año

El grupo Dorsia, con 23 centros en España, ha presentado la petición para abrir una delegación en Andorra

El grupo médico Dorsia de cirugía y tratamientos estéticos tiene previsto abrir un centro en Andorra durante el primer trimestre del año próximo, según explicaron diferentes fuentes cercanas al proyecto.

La iniciativa consistirá en la apertura de despachos clínicos a Andor­ra la Vieja (se está negociando la instalación en un local a la calle Prat de la Cruz, a tocar de la plaza del nuevo Consejo General) y las intervenciones quirúrgicas se desarrollarían en los quirófanos del hospital Nuestra Señora de Meritxell. Los promotores están negociando con el Servicio Andorrano de Atención Sanitaria (SAAS) el alquiler de quirófanos para uso privado.

Dorsia ha presentado en el Gobierno la petición para instalar un centro sanitario y el ejecutivo lo está analizando. El grupo médico cuenta actualmente con 23 delegaciones en España y el funcionamiento fundamental se establece con el sistema de franquicia o de apertura propia (actualmente hay 12 con capital exclusivo del grupo y 11 en régimen de franquicia). Dentro del proyecto también habría socios andorranos, según avanzaron las mismas fuentes. La propia web de Dorsia informa que la delegación número 24 se abrirá “muy pronto en Andorra”. En Barcelona y en Alicante hay tres, dos en Madrid, Málaga y Valencia y una en diez ciudades españolas más.

El grupo empresarial se ha expandido sobre la base que un profesional del campo de la estética abre una franquicia donde se aplica el modo “marketing, comunicación, gestión comercial y gestión clínica” de Dorsia. El primer centro del grupo se abrió en Alicante el 2002 y el año siguiente ya eran cinco. Durante diez años ha vivido un crecimiento exponencial y se ha convertido en una de las marcas referentes en España en el campo de la cirugía estética. El lema del grupo es Belleza responsable.

Falta de regulación

El perfil de Dorsia encaja en la línea que se había marcado el Gobierno de apertura económica en el sector sanitario. El principal inconveniente, pero, se encuentra en la falta de regulación específica de las actividades vinculadas a la cirugía estética. Cualquiera de los médicos que tuviera que hacer una intervención al hospital tendría que estar acreditado por el SAAS y a estas alturas no se dispone de una cartera de servicios que establezca los requisitos para los tratamientos e intervenciones relacionados con este campo.

Dorsia, según las mismas fuentes, ofrecería una carta de trabajos bastante amplia, que va desde el aumento de pecho o el alargamiento de pene hasta la depilación láser. Una de las especialidades fundamentales son los tratamientos contra la obesidad, con liposucciones o balón intragástrico. En algunas clínicas se hacen operaciones láser para revertir la miopía. En el bloque del grupo se explica que el precio por un aumento de pecho (talla 100) se realiza a partir de 3.500 euros.

63 PROYECTOS De INVERSIÓN EXTRANJERA AUTORIZADOS POR VALOR DE 9,06 MILLONES

Hasta el pasado miércoles, el Gobierno había recibido 99 demandas de inversión extranjera por un importe total durante el primer año de 14,17 millones de euros. De estas, 63 ya han sido autorizadas, cifra que supondrá una inyección de 9,06 millones que se tiene que formalizar los próximos meses. Con estos datos en la mano, el ministro de Economía, Jordi Alcobé, hizo un balance positivo de los primeros meses en vigor de la legislación. 

“Es inversión productiva, no especulativa”, aseguró el político canillenc, que garantizó que “tendrá un impacto real en la economía, se abrirán nuevos comercios y más actividades”. Alcobé apuntó que de las demandas recibidas sólo una se ha rehusado porque no cumplía los criterios de la Unidad de Inteligencia Financiera. 

Diferente fue la posición expresada por el consejero socialdemócrata David Rios, que afirmó que “las empresas hasta ahora no aportan casi nada en cuanto a inversión”, y calculó una media de unos 100.000 euros por sociedad, que “no creo que ayude a recuperar la economía”.

Fuente:

Diari d’Andorra