Dorsia espera hacer de 10 a 30 operaciones de estética al mes en Andorra

La clínica Dorsia abrirá el 7 de enero e invertirá entre 120.000 y 180.000 euros para condicionar el local que tendrá en la calle Prat de la Creu

7 de enero. Si no sale ningún imprevisto, esta es la fecha de apertura de la delegación andorrana de clínicas Dorsia.

Los locales donde se instalará el centro, que ofrece a sus clientes tanto tratamientos estéticos como operaciones de cirugía estética, se situarán al número 80 de la calle Prat de la Cruz de An­dor­ra la Vella y se están acabando de condicionar. Los impulsores del proyecto aseguran que, echando como mínimo, se prevén realizar cada mes entre 10 y 30 intervenciones quirúrgicas y se atenderían, como mímimo, de 60 a 70 usuarios. Las cifras, pero, indicaron que son “prudentes” y podrían acabar siendo mucho más elevadas si se aproximaran a la actividad realizada al resto de delegaciones del grupo (24 en todo España, 11 propias y 13 como franquicias, fórmula que se utilizará en el Principado).

Así lo ha explicado al Diario Laura de Mata, directora de expansión y de marketing del grupo Dorsia. La idea de hacer el salto en Andorra, donde se instalará la primera clínica internacional del grupo, surgió del doctor Raúl Peláez, que será, junto con su mujer, Raquel Gómez, el responsable de la franquicia. “Nos llegó su solicitud; nos comentaron que se estaba haciendo el proceso de apertura y, después de hacer un estudio de mercado, vimos que era una buena oportunidad”, apunta la directiva de la compañía sanitaria.

Uno de los puntos importantes que convencieron Dorsia para hacer el salto al Principado es la posibilidad de tener un doble tipo de cliente. Por un lado, los residentes y, de la otra, los turistas. “Nos permite llegar como clínica número 1 en España y tener presencia internacional. También llegar al público francés”, comenta de Mata, que, además, pone de relieve que las características peculiares del mercado andorrano los hacen plantear “la posibilidad de abrir también los domingos, cosa que no hacemos al resto de centros”. 

Desde el grupo se remarca que su actividad no se limita únicamente a operaciones quirúrgicas, sino también a “tratamientos más sencillos y rápidos que hacen que la gente se sienta bien despacio”, unas opciones ideales para un cliente que “venga unos días a esquiar o a comprar pero que también puede aprovechar para pasar por la clínica”. Esto sin olvidar el público local, donde muestra convencida que “también tendremos repercusión”.

Inversión y personal

La clínica Dorsia de Andorra estará ubicada en la calle Prat de la Cruz, en unos locales de aproximadamente 160 metros cuadrados que ahora se están equipando y dónde antiguamente había situada la oficina de una entidad bancaria. Se calcula que la inversión necesaria para condicionar el espacio y afrontar los trámites burocráticos necesarios oscilará entre los 120.000 y los 180.000 euros. 

Los responsables de grupo, pero, tienen claro que las operaciones quirúrgicas de cirugía estética no se harán a estas dependencias. De hecho, se está negociando con la dirección del hospital Nuestra Señora de Meritxell para poder usar sus quirófanos. Las conversas estarían bastantes avances y se espera poder cerrar los próximos días “los flequillos” que, según el grupo, separan las dos partes del acuerdo definitivo. Además del doctor Peláez, Laura de Mata avanza que “un cirujano o más, en función de las necesidades de la demanda, se desplazará desde Barcelona para realizar las intervenciones”. 

Fuente:

Diari d’Andorra