La residencia será más fácil para los emprendedores

El grupo parlamentario de DA quiere cambiar la Ley de inmigración para simplificar los trámites a los extranjeros que abren negocios y quieran vivir en el país

El grupo parlamentario demócrata está trabajando en la modificación de la Ley de inmigración con el objetivo de facilitar los trámites a los emprendedores extranjeros que tienen que solicitar el permiso de trabajo y residencia, y a los que actualmente se los pide el mismo procedimiento que a los asalariados.

Lo anunció ayer el ministro de Justicia e Interior, Xavier Espot, que avanzó que la ley se modificará para crear un nuevo tipo de permiso. Será una autorización de trabajo por cuenta propia “dirigida a la persona que desea hacer una inversión extranjera, que constituye una sociedad en Andorra y que además abre un negocio o abre un comercio. Una persona que hace esta inversión económica, societaria o empresarial, y que a la vez pretende residir en Andorra”. 

El ministro, que anunció que en la modificación en la cual está trabajando el grupo parlamentario demócrata también se plantea crear un permiso para trabajadores desplazados, no determinó qué requisitos tendrán que cumplir las personas que pidan la autorización por cuenta propia, pero señaló que serán diferentes de los que se piden para el permiso de residencia y trabajo. El que sí que avanzó es que la autorización irá ligada a la inversión que haga el solicitante.

Spot hizo el anuncio en un acto organizado por la Confederación Empresarial Andorrana (CEA) en el cual estuvo acompañado por el ministro de Economía y Territorio, Jordi Alcobé, con el objetivo que los empresarios pudieran expresar sus inquietudes a los dos miembros del ejecutivo. Entre las preguntas planteadas, los empresarios se mostraron preocupados por las dificultades que están encontrando algunos inversores extranjeros en la hora de instalarse en el país. 

Tramitación de permisos

En concreto, Pere Augé, presidente de la empresa Augé Grupo, dedicada a la captación de inversión extranjera, señaló como dificultad los problemas que están encontrando algunos empresarios foráneos que necesitan contratar trabajadores extranjeros de países lejanos. Actualmente no pueden tramitar los permisos de residencia y trabajo hasta que la autorización de inversión recibe luz verde del Gobierno y esto los comporta un retardo en el proceso. 

El ministro de Justicia e Interior indicó que se buscará la manera porque cuando “la persona haga la solicitud de inversión extranjera al ministerio de Economía, ya se puedan empezar a tramitar las concesiones de autorización de residencia y trabajo desde mi ministerio y agilizar el máximo posible toda la tramitación”. Una agilitzación que se enmarca en “la voluntad” del Gobierno de facilitar el máximo posible la resolución de todos los trámites de la administración del Estado. 

Por otro lado, y también para agilizar los trámites que tienen que hacer los inversores extranjeros, el ministro de Economía y Territorio, Jordi Alcobé, recordó que se hará una modificación de la Ley de sociedades. En concreto, la normativa se cambiará para evitar que los inversores extranjeros tengan que pedir una autorización de creación de sociedad un golpe ya tienen aprobada la inversión por el Gobierno.

Según explicó Alcobé, esta modificación ahorrará tiempo y trámites a los inversores, que actualmente pueden perder entre quince días y tres meses por este motivo. Ante la posibilidad que esto pueda comportar una pérdida de control por parte de la administración, el ministro de Economía aseguró que no sucederá puesto que los inversores habrán sido previamente autorizados.

Fuente:

Diari d’Andorra