Los empresarios podrán mantener la cuota durante un mes para contratar otro empleado si el primer marcha

DA ha incluido una modificación del sistema de cuotas para que los empresarios tengan un mes para contratar a otro empleado si el primer marcha sin perder la cuota.

El grupo parlamentario demócrata ha entrado a trámite parlamentario una proposición de ley de modificación de la Ley de inmigración con el objetivo de adaptarla a la nueva Ley de inversión extranjera y de flexibilizar las cuotas de inmigración.

 

La modificación de la Ley de inmigración tiene como objetivo por un lado adaptar la legislación a los nuevos supuestos que se han abierto con la apertura económica, y por ello se han creado tres nuevos tipos de autorizaciones de trabajo, tras constatar que han llegado demandas por parte de empresas que tenían problemas para disponer de las pertinentes autorizaciones. Tal como ha explicado la consejera general demócrata Meritxell Mateu, se crea una autorización de trabajo sin residencia para empresas multinacionales que quieran establecerse en Andorra y gestionar desde aquí a sus empleados en el extranjero. En este caso, estos trabajadores no cotizarán por el momento a la CASS porque la ley no lo permite, sino que deberán optar por seguros privados. En segundo lugar, se crea una autorización por cuenta propia destinada a inversores que abren un negocio en Andorra en base a la nueva Ley de inversión extranjera. Estas personas deberán acreditar que hayan abierto un negocio, que trabajan y que tienen más del 10% de las acciones de la sociedad. La tercera nueva categoría es la de residencia para el ingreso en centros geriátricos privados o centros privados de cuidados médicos o terapéuticos. En este caso, la ley no contemplará la posibilidad de hacer un reagrupamiento familiar. Por otra parte, se ha modificado la modalidad de autorización para estudiantes en prácticas formativas, para abrir esta posibilidad a estudiantes extranjeros, porque también se puedan acoger los monitores extranjeros que vienen a hacer entrenamientos deportivos, y para abrir la posibilidad que las prácticas puedan ser remuneradas. Además, también se ha hecho una modificación en la categoría de autorizaciones de corta duración, para abrirla a todos los sectores y no sólo a unos cuantos de especializados como hasta ahora. Además, la tasa del permiso de trabajo no tendrá que pagar si la contratación es inferior a cinco días. Otra de las modificaciones que incluye la proposición de ley es la flexibilización de las cuotas de inmigración para evitar que un empresario se quede sin cuota si el trabajador que ha contratado cambia de puesto de trabajo, una situación que padecían muchos negocios de parroquias altas relacionados con el mundo de la nieve. Cuando se apruebe la ley, el empresario dispondrá de un mes para poder contratar otro empleado sin que se le descuente la cuota. El consejero general demócrata Carlos Ensenyat ha explicado que con esta modificación se da cumplimiento a una promesa electoral, pero no se acaba con el sistema de cuotas para seguir dando prioridad al mercado interno ya la situación de desempleo que sufren muchos residentes. Finalmente, se ha ampliado el plazo en que un trabajador de una empresa andorrana puede desarrollar su trabajo en el exterior. Si hasta ahora estaba restringido a seis meses, impidiendo que se pudieran hacer trabajos de larga duración, a partir de la modificación el plazo se amplía a doce meses prorrogables, para facilitar la movilidad de los trabajadores en el extranjero y que las empresas puedan salir a trabajar fuera.

Fuente:

Diari d’Andorra