El embajador español confía en que el CDI esté cerrado en otoño

El diplomático pone de relieve que conocer los detalles exactos del futuro IRPF puede servir para dar un impulso a las negociaciones con el Ejecutivo de Rajoy

El convenio para evitar la doble imposición (CDI) con España podría estar cerrado en otoño.

 

Al menos esa es la sensación expresada por el embajador del Estado vecino en Andorra, Albert Moreno. El diplomático ha puesto de relieve que la disposición del Gobierno a implantar un impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF) puede dar un impulso a unas negociaciones que, admite, aún son “embrionarias”, pero que, a su juicio, pueden acelerarse ya que hay “buena voluntad” por parte de ambas partes.

    “Si las cosas van bien, pienso que en otoño podría estar. Se puede hacer “, apuntó Moreno al ser cuestionado sobre el estado de las negociaciones. Sin embargo, puntualizó que el comentario responde más a una sensación, a una confianza ya un deseo que no necesariamente a la realidad. El embajador español en el Principado indicó que el tema lo están llevando directamente desde la Moncloa y el ministerio de Hacienda, por un lado, y el gabinete del jefe de Gobierno y Finanzas, por el otro. Así, explicó que “ya hay contactos y la información está pasando”. Y entre estos datos figurarían algunos detalles sobre el futuro IRPF, una figura tributaria que, a juicio del diplomático español, puede ayudar, y mucho, a avanzar en unas negociaciones que, advirtió, “son importantes para Andorra pero no tan prioritarias para en Madrid “, argumentando los importantes problemas económicos que afronta el ejecutivo de Mariano Rajoy.

    Moreno manifestó que “saber qué tipo de IRPF se hará ayudará, ya que estos convenios pueden variar según la fórmula que se emplee”. Así, remarcó que “saber qué tipo de proyecto hay sobre la mesa” es una ventaja para hacer avanzar de forma más rápida las conversaciones.

    En este sentido, el diplomático admitió que esta figura tributaria “no es una condición sine qua non” para firmar el tratado, ya que “existen CDI sin”, aunque “son más complicados”. A su entender, “lo mejor es tener este impuesto”, ya que esto permite que el mismo acuerdo “sea más sencillo al tener dos sistemas fiscales similares y dentro de los parámetros de la OCDE”.

Fuente:

Diari d’Andorra