El Gobierno amplía el programa de préstamos preferentes para empresas en todo tipo de negocios

Se mantendrá también la línea de financiación a empresas que aporten valor añadido, preferentemente en aquellos negocios que se enmarquen en los tres clusters definidos por la apertura económica-nuevas tecnologías, sanidad y educación-

El Gobierno ha modificado el programa de préstamos preferentes a empresas ampliándolo a la concesión de microcréditos para empresas que necesiten dinero para sacar adelante su negocio, sin la necesidad de que éste tenga la característica de ser innovador.

 

El portavoz del Gobierno, Jordi Cinca, ha explicado este miércoles que el Gobierno ha aprobado renovar el Programa de préstamos en condiciones preferentes para la financiación de la creación, innovación, reconversión y proyectos emprendedores de empresas y negocios que se aprobó en 2010 y que dos años después tocaba hacer la evaluación y revisión. Cinca ha dicho que el nuevo programa ha quedado modificado ampliándolo a la concesión de financiación a empresas que no necesariamente estén ligadas a la innovación, sino también a aquellos pequeños negocios-hagan la actividad que hagan-que necesiten dinero para sacarlo adelante, que pasen dificultades y no puedan afrontar una reconversión, ampliación o mejora por falta de dinero. Así, el programa queda dividido en dos líneas. La primera está dotada de 2 millones de euros para dar facilidades crediticias a estas pequeñas empresas. Para la ampliación o mejora del negocio, se concederán microcréditos hasta 18.000 euros financiando hasta el 100% de la mejora. Para la apertura de nuevos negocios los préstamos podrán alcanzar hasta 35.000 euros y la financiación cubrirá hasta el 90% del proyecto que se esté impulsando. Para conceder al microcrédito el Gobierno tendrá especial consideración para los colectivos que pasan más dificultades a la hora de acceder al préstamo. El tipo de interés será el euríbor anual y la duración del crédito será de tres años con una carencia de hasta seis meses. La segunda línea del programa, dotada con 5 millones de euros, destinada a la creación de empresas de valor añadido e innovación, sobre todo ligadas a los tres clusters definidos en el proyecto de apertura económica: nuevas tecnologías, sanitario y educación. Los créditos que se concederán podrán alcanzar los 250.000 euros, y excepcionalmente se valorarán ayudas superiores en un plan de negocio más completo. Los requisitos de los proyectos incluyen la capacidad de crear al menos 5 puestos de trabajo en un máximo de tres años de actividad y capacidad innovadora. La duración del crédito será de 7 años con un tipo de interés del euríbor anual. En cuanto a la carencia es de seis meses para los préstamos hasta 100.00 euros y hasta 12 meses los superiores a esta cifra. Además, el préstamo que concederá el Gobierno no cubrirá el 100% del coste del proyecto, sino que se definen diferentes cortes en función de la cuantía del crédito. Así un empresario que reciba hasta 100.000 euros por este programa, deberá cubrir por otras vías el 10% del coste del proyecto; hasta 150.000 el 15%; hasta 200.000 el 20%; hasta 250.000 el 25% y superiores a esta cifra, el 30%. Jordi Cinca también ha explicado algunas de las condiciones una vez se ha accedido al préstamo, y es que el dinero sólo pueden ser destinados al proyecto presentado por el empresario; deberá abrir una cuenta corriente destinado únicamente a la actividad por el que se ha concedido el crédito, y las personas deben poder ser controladas financieramente. Una comisión mixta evaluará el plan de negocio presentado. Esta comisión está formada por dos personas del ADI, dos de la CCIS, dos de la ABA, y dos en representación de los Ministerios de Economía y de Finanzas.

Fuente:

Diari d’Andorra