La Borda Mateu, posible salida del aéreo de Carroi

Marc Pons asegura que es la alternativa de

La zona limítrofe de Andorra la Vella y el pueblo de Santa Coloma, conocida como Borda Mateu, tendría todos los números para acoger la estación base del teleférico del pico del Carroi en caso de que el proyecto terminara llevando adelante.

 

Así lo hizo conocer la semana pasada el consejero de Juventud, Deportes y Nuevas Tecnologías del común de la capital, Marc Pons, en el marco una entrevista radiofónica concedida a la emisora ​​COPE Andorra-AD Radio.

    Citando los resultados de una serie de informes técnicos sobre el aéreo encargados durante el mandato del cónsul Francisco Javier Mora, Pons remarcó que “el proyecto resulta factible”, y que los estudios “señalan varios puntos de salida posibles para el teleférico “, de los cuales” la Borda Mateu es lo que, en principio, presenta un impacto menor “, por ser una zona alejada de núcleos urbanos importantes.

    En este sentido, otros lugares eventuales señalados en los informes serían algún punto central de Andorra la Vella, no especificado, el edificio de los Pouets de la capital o el centro del pueblo de Santa Coloma, opciones que la corporación considera “o bien difíciles de llevar a cabo, o bien directamente inviables “, manifestó el consejero.

    

Sin miedo a los ecologistas

Preguntado sobre si el común teme reacciones contrarias al proyecto, especialmente por parte de grupos ecologistas, Pons recordó que “este no sería el único widget de este tipo que atravesaría alguna montaña en Andorra”, y puso como ejemplo los aéreos de Encamp y la Massana. Además, ya diferencia de estos otros dos telecabinas, el conseller añadió que el teleférico de Carroi “no sobrevolar ninguna zona urbanizada, como mucho la carretera y el cementerio de Santa Coloma”.

    Marc Pons, quien destacó que sólo ve “puntos positivos” en el proyecto, quiso poner especial énfasis en el hecho de que, si el teleférico se acaba construyendo, “Andorra la Vella acabaría situándose a pie de pistas”. Así, remarcó que el widget “no sólo serviría para llegar a la cima de Carroi”, sino que también existe la voluntad “que acabe sirviendo de enlace con las estaciones de los valles del norte”.

    Por otro lado, y en cuanto a la posible configuración de la estación superior del telecabina, Pons indicó que no se descarta ninguna alternativa. “Se ha hablado de instalar allí un restaurante, un centro de interpretación del valle de Enclar, un mirador … todo son opciones muy atractivas “, explicó el conseller, que señaló, no obstante, que” aunque lo gestione una empresa privada, el común supervisará de cerca todo el desarrollo del proyecto “.

    Cabe recordar que la intención de la corporación comunal es que la inversión inicial del teleférico provenga de una entidad privada, que gestionaría la infraestructura mediante una concesión de larga duración.

 

EL COMÚN SIGUE CONTANDO CON que se edifique EL PARQUE CENTRAL

 

Marc Pons reiteró que el común cuenta de que termine edificando en el Parque Central, aunque sea a largo plazo. En este sentido, el consejero recordó que “el plan de urbanismo prevé que todos los propietarios puedan unificar la edificabilidad, a cambio de una cesión urbanística obligatoria del 15 por ciento”. En el caso del parque, “esta cesión consistiera en la parte central, alrededor de la cual se permitiría la construcción de dos bloques de viviendas en forma de semicírculo”, añadió Pons. Concretamente, “en la parte donde está la Alcaldía, la construcción sería más baja, para no tapar el sol durante los meses de invierno”, mientras que “en la zona que da a Prat de la Creu se podría construir con una edificabilidad más alta “. Con todo, el conseller remarcó que la corporación comunal es consciente de que el proyecto podría tardar años en materializarse, ya que además de la crisis inmobiliaria, la familia Rebés, propietaria de los terrenos, se encuentra desde hace años en una disputa interna que ha llevado la gestión patrimonial a manos de un administrador judicial.

 

Borda Mateu negocia desde hace un año por el widget al Carroi

El propietario, Jesús Maestre, negocia desde hace un año con la empresa con vistas a que los terrenos acojan la estación inferior del widget

El Grupo Maestre, la sociedad que gestiona la Borda Mateu, mantiene conversaciones desde hace al menos un año con la empresa Doppelmayr, con vistas a la construcción del telecabina del pico de Carroi.

 

Hay que recordar que este lugar sería, de entrada, el más indicado para acoger la estación inferior del widget en caso de que el proyecto se materialice, tal como adelantó el consejero de Juventud, Deportes y Nuevas Tecnologías del común de la capital, Marc Pons.

    Jesús Maestre, propietario de los terrenos, confirmó ayer estas negociaciones con Doppelmayr, añadiendo que la compañía austriaca considera que la Borda Mateu es la zona “que tiene más posibilidades” de acoger el punto de salida de la infraestructura. “La empresa tiene en principio la intención de hacerlo en este lugar”, indicó.

    

El alquiler, la opción más probable

Concretamente, Doppelmayr necesitaría “una superficie de entre 2.000 y 3.000 metros cuadrados para construir la estación y una zona de aparcamiento”, explicó Maestre. En cuanto a las condiciones del traspaso de los terrenos, el propietario añadió que, tras estudiar diversas fórmulas, el régimen de alquiler sería el que, de entrada, convence más ambas partes. Incluso se ha llegado a hablado de cifras, que Maestre no quiso detallar. En todo caso, dijo que “aún es demasiado pronto para entrar en detalle, porque todo puede ser que el proyecto no acabe haciendo”.

    Por otra parte, Jesús Maestre explicó que, con el que no ha habido conversaciones de momento, al menos de manera oficial, es con el común de Andorra la Vella. “La cónsul, Rosa Ferrer, ya me ha dicho, en varias ocasiones, que la Borda Mateu es una buena opción urbanísticamente”, señaló.

    De hecho, ya pesar de estas conversaciones entre el Grupo Maestre y Doppelmayr, es la corporación comunal quien, junto con el común de la Massana-ya que la estación del Carroi deberá servir de enlace entre Andorra la Vella y Pal- debe trabajar en la elaboración del pliego de bases por el que se regirá el concurso público para construir la infraestructura.

    Los requisitos que debería reunir el aéreo es que no sobrevuele ninguna zona habitada-en este sentido, la opción de la Borda Mateu es la más idónea, al estar alejada del núcleo urbano-, y que no suponga un freno medioambiental para la conversión del Coto de Enclar en parque natural.

Fuente:

Diari d’Andorra