BPA adquiere Inversis Banco a cambio de 215 millones de euros

Banca Privada de Andorra compra la entidad por 215 millones de euros

El consejo de administración de Inversis Banco decidió ayer vender las acciones a Banca Privada de Andorra tras una última oferta. El precio final pagado es de 215 millones de euros correspondiente al cien por cien de las acciones.

 

Así lo hizo público en un comunicado Inversis Banco, que añadió que los propietarios aceptaron la propuesta por unanimidad. La cantidad recibida por cada propietario no ha trascendido, con la excepción de Banco Sabadell, que comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que había percibido 32,3 millones de euros por el 15,1% de Inversis , con una plusvalía de 18,9 millones de euros. Bankia habría vendido el 38,4% para 82 millones. El 47% del resto de las acciones del banco español se reparten entre Indra (12,8%), El Corte Inglés (9,9%), Cajamar (8,9%), Telefónica (5%), Banca March ( 5%) y minoritarios (5%).

    Banca Privada d’Andorra hizo público ayer un comunicado donde informaba que con la adquisición de Inversis conlleva que el grupo pase a contar con un volumen total de negocio de 12.000 millones de euros. La operación consolida la entidad “como uno de los grupos de servicios financieros líderes en España”. Según el consejero delegado del grupo bancario, Juan Pablo Miquel, “creemos en el potencial de Inversis y nuestro objetivo es dotar de continuidad un proyecto que consideramos un modelo de éxito fuertemente sustentado en la tecnología”. Miquel añade que “estamos convencidos de que es una oportunidad de mejorar la eficiencia de ambas entidades, dada la importante capacidad de aunar sinergias operativas y comerciales”.

 

IMPORTANTE PRESENCIA EN ESPAÑA

Para BPA la operación completa el proyecto de presencia en el mercado español que incluye la sociedad de valores Interdin, la gestora de patrimonios Nordkapp (antiguamente propiedad del Banco de Valencia) y Liberbank Gestión (gestora de la séptima entidad financiera española). El principal activo en España es Banco Madrid, con 3.300 millones de euros gestionados.

    Inversis cuenta con más de 4.500 millones de euros en activos gestionados de clientes particulares y más de 50.000 millones en activos en custodia. La avanzada plataforma tecnológica le permite un modelo de gestión independiente. Si se suma el volumen de negocio de Banco Madrid con Inversis da como resultado un volumen superior a los 7.400 millones de euros en activos de clientes minoristas bajo gestión. Las dos entidades se colocarían conjuntamente entre las diez primeras en el ranking de Sicav por patrimonio y número de sociedades gestionadas en el mercado español. Los dos bancos tienen una cuota del 4,1% del mercado de mediación en renta variable y una posición de liderazgo en renta fija, Contratos por diferencia (CFD) y Exchange Trade Fund (ETF).

 

HOGARES PROCESO

El acuerdo de ayer cierra un proceso de seis meses de negociación. Bankia, el accionista de referencia, estaba obligado a vender la participación en Inversis como una de las condiciones del rescate financiero. Bankia estaba obligada a centrarse en el modelo de negocio central y deshacerse de las participadas. En este contexto se debía desprenderse de los títulos de Inversis. Banco de Sabadell también venía el 15,1% de las acciones que había heredado tras quedarse la nacionalizada Caja de Ahorros del Mediterraneo (CAM). La situación excepcional abrió la puerta a la venta de un banco como Inversis que tiene beneficios y un importantísimo volumen de gestión.

    En enero, Banco de Sabadell medió para Banca Privada presentara una oferta para adquirir el 53% de Inversis, porcentaje accionarial proveniente de la suma de los títulos de los dos bancos que tenían que vender y que permitía tener el control de la entidad . La oferta se situaba hacia los cien millones de euros, una cifra equivalente al valor contable. El consejo de administración rechazó la oferta al considerarla insuficiente y acordó abrir un proceso ordenado de venta a través de una subasta abierta en el ámbito internacional. La consultora KPMG recibió el encargo de gestionar la venta.

    

BPA Y ANDBANK, FINALISTAS

KPMG abrió un periodo de presentación de ofertas no vinculantes al que se presentaron una treintena de aspirantes de todo el mundo. La primera fase sólo la superaron seis: BPA (a través de Banco Madrid), Andbank, la unión del grupo portugués Orey con Saxo Bank, el grupo estadounidense Bancorp, el fondo de inversión español Alana Partners y el fondo británico Adviento . Los seis fueron invitados a presentar una oferta vinculante. Pero sólo tres lo hicieron: los dos andorranos y Orey-Saxo Bank. Las cifras no se hicieron públicas, pero las informaciones publicadas apuntaban una oferta de unos 150 millones por parte de Andbank y una de unos 180 por parte de BPA. Hay que matizar que la propuesta económica es relativa porque los postulantes desconocían cuál es la parte de los accionistas que podían comprar. En principio, la adquisición segura era sólo del 53% de los títulos y el resto de propietarios debían decidir en función del precio final.

    Andbank presentó a principios de esta semana una oferta que mejoraba un poco la de Banca Privada, además de garantizar que durante tres años se mantenían todos los puestos de trabajo. El miércoles se reunía el consejo de administración de Inversis, que decidió alargar el plazo hasta ayer para que las dos entidades presentaran las últimas propuestas. BPA habría hecho un último esfuerzo para elevar la cifra final hasta los 215 millones de euros (2,15 veces el valor contable), situación que habría hecho decidir el consejo de administración de aceptar la propuesta por unanimidad.

Fuente:

Diari d’Andorra