La capital licita el estudio para homogeneizar las normas urbanísticas del Centro Histórico

Se trata de un estudio para dar cumplimiento al convenio entre esta corporación, el Gobierno y el Consejo General relativo a los entornos de la Casa de la Vall

El Comú de Andorra la Vella ha aprobado un concurso nacional para contratar a un técnico para redactar las ordenanzas de rehabilitación de edificios, reforma interior urbana y protección del Casco Antiguo, el Jefe de la Calle y los entornos de la calle del Puial.

 

El Común ha decidido llevar adelante el estudio de reordenación del Centro Histórico para establecer las normas urbanísticas a nivel de volumetrías, edificabilidad, e incluso incluyendo cómo deben ser los viales, el embellecimiento, el mobiliario urbano, si el alumbrado ha de enterrar, como poner en valor los edificios emblemáticos, etc. En definitiva, según la cónsul mayor, Rosa Ferrer, se trata de definir ‘como debe quedar todo el Centro Histórico a nivel urbanístico y yendo incluso más allá’. La intención es que estas ordenanzas se trabajen conjuntamente con el Consejo General y el Gobierno, porque el trabajo es fruto de un compromiso establecido en el convenio sobre los entornos de la Casa del Valle. Ferrer ha recordado que se trata de un proyecto que ya llevaban en el programa electoral, y además, también se quiere contar con la colaboración de la Asociación de Comerciantes del barrio. El estudio tiene un coste aproximado de 30.000 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses, por lo que podría quedar listo este mismo año. Durante la sesión de Consejo de Común, el consejero de Urbanismo, Eron Estanque, ha aprovechado para recordar que el Gobierno, en el marco del mismo convenio, ha salido adelante el edificio de dependencias comunales en la calle Prat de la Creu, pero todavía no ha derribado la Casa del Beneficio ni ha construido la pasarela que debe unir la plaza del Pueblo con la del Consejo General. En este sentido, Ferrer indicó que le consta que el proyecto de la pasarela ya está hecho y que el Gobierno lo podría ejecutar de cara al próximo año, mientras que el derribo del edificio, que debe permitir conectar los Jardines de la Casa del Valle con el Barrio Antiguo, se podrá llevar adelante cuando estén hechas las ordenanzas que ahora se licitan. Otra de las actuaciones que habrá que hacer es un acceso rodado desde la calle del Valle hasta la nueva plaza del Consejo General, para que las autoridades puedan acceder directamente al aparcamiento del nuevo edificio. Por su parte, el consejero de la minoría de Demócratas por Andorra, Carles Torralba, ha considerado que la licitación del concurso es muy positiva porque permitirá dar un conjunto arquitectónico en la parte antigua de la parroquia. Sin embargo, considera que la actuación de la pasarela y del derribo que debe llevar a cabo el Gobierno no son ahora prioritarias, y señaló que son más urgentes obras como la canalización del río Valira. En relación a los problemas de inundaciones de Santa Coloma, desde la mayoría han vuelto a insistir en que próximamente se licitará el concurso para realizar el estudio técnico para llevar adelante las obras de alcantarillado, y Ferrer ha recordado que “es una obra de ingeniería cara “, y que, por tanto, cuando se disponga del proyecto se estudiará con cuántas fases se hace y qué disponibilidad presupuestaria existente.

Fuente:

Diari d’Andorra