Un edificio de 14 plantas gana el concurso para reformar la sede de Andorra Telecom

La obra se podría inaugurar en junio de 2018

Un edificio de cristal de catorce plantas, sin contacto directo con el suelo, con 11.200 metros cuadrados útiles e inspirado en una nube.

 

“The Cloud” es el nombre que recibe el proyecto ganador del concurso de ideas para renovar la manzana formada por el antiguo cuartel de Bomberos y el edificio que Andorra Telecom tiene en la avenida de Meritxell. Así se ha dado a conocer este martes por la tarde en la presentación en público del edificio ganador, que ha sido elegido de entre catorce propuestas presentadas.

 

El proyecto elegido prevé un edificio de cristal de catorce plantas de altura, sin contacto con el suelo, con 11.200 metros cuadrados útiles y inspirado con la nube digital. Su arquitecto, Gerard Arias, explicó que se ha basado en el hecho de que Andorra Telecom es “la empresa pionera a nivel tecnológico en el país”, por lo que ha querido agrupar “los conceptos de la nube, del ‘big data’ “, con el espacio que ocupará una parte de la compañía.

 

El edificio no tocará el suelo, por lo que permitirá el contacto directo entre la avenida de Meritxell y la zona de Prada Ramón y del Fener. La estructura de cristal pivotará alrededor de la parte central del actual edificio, que será la única que se mantendrá en pie.

 

En su interior, se distribuirán espacios destinados a diferentes usos. Por un lado, seguirá habiendo una oficina comercial de Andorra Telecom, que debería formar parte de lo que se quiere que sea un parque empresarial y tecnológico.

 

Por otra parte, se incluirá también una parte cultural, donde podría haber algún museo o salas polivalentes. También se ha previsto un espacio para “restauración en altura”, así como una zona comercial. El eje central del edificio será la tecnología, por lo que se quisiera atraer comercios de este perfil, tal y como ha explicado el director general de Andorra Telecom, Jordi Nadal.

 

El Ministro de Economía y Territorio y presidente del Consejo de Administración de Andorra Telecom, Jordi Alcobé, ha matizado que “deberá ser un comercio complementario, diferenciado de la existente, ya que no se trata de hacer la competencia a nadie “. El objetivo, pues, será “complementar, buscar valor añadido y ofertas que ahora mismo no haya en el país”.

 

En cuanto al edificio en sí, Alcobé remarcó que se trata de un “proyecto de país” que, entre otras cosas, permitirá “revalorizar una zona comercialmente deprimida”.

 

En esta misma línea se expresó el cónsul menor de la capital, Jordi Minguillón, al destacar que la gran plaza que se creará en la parte baja invitará a los turistas que paseen por la avenida de Meritxell a entrar hacia la zona de Prada Ramón.

 

Minguillón también ha destacado que “será un edificio emblemático que hará que estemos en el mundo de los grandes edificios de las grandes capitales”. En este sentido, ha puesto de manifiesto que “hay ciudades que se asocian a un edificio, como Bilbao el Guggenheim, y en Andorra la Vella tendremos una nube que será un edificio emblemático”. En este sentido, se ha mostrado convencido de que “sólo el impacto publicitario que tendrá ya será beneficioso”.

 

En cuanto al coste, Nadal ha apuntado que aunque todavía está en la fase del concurso de ideas, sí hay estimaciones de lo que podría costar. El precio se situaría entre los 25 y los 30 millones, en función de los metros cuadrados finales, y el coste lo asumirá íntegramente Andorra Telecom, ya que “es un edificio de Andorra Telecom y que nosotros pilotamos y llevamos el proyecto adelante” .

 

El despacho ganador tiene hasta octubre de 2015 para redactar y entregar el proyecto constructivo. Si el próximo Gobierno da el visto bueno a su ejecución, la obra podría inaugurarse en junio de 2018.

Fuente:

Diari d’Andorra