Pep Naudi, campeón del mundo júnior en surf

El andorrano sacó casi 20 puntos de margen al segundo clasificado en una bajada calculada

Pep Naudi fue el gran protagonista ayer en el Mundial júnior de esquí y surf forapista, patrocinado por MoraBanc, que se disputó en el Valle de Incles.

El rider andorrano, de 16 años, se coronó en casa campeón del mundo júnior en la modalidad de surf de nieve en una competición en qué le sacó casi 20 puntos al segundo clasificado, el suizo Loïc Aubert (90 puntos por 70’50). El neozelandés Finn Duffy (63 puntos) completó el podio en una jornada que se desarrolló a la Tosa de Caraup. Naudi reconoció que “no me esperaba para nada ganar. Salía de los últimos y he ido viendo como la gente caía y he decidido ir a asegurar. Me he encontrado muy cómodo en la bajada y las recepciones de los saltos me han salido bastante bien”. Naudi, segundo hace pocos días en ElDorado Freeride, se encuentra en un buen momento de forma, que espera alargar en las próximas citas del circuito forapista júnior. “La próxima semana estaré a Chamonix y a ver si también puedo ganar. Después haré Fieberbrunn y Verbier”, apuntaba el rider, único representante en surf de nieve al Mundial júnior. En esquí, Guim Campeny finalizó en sexta posición y Tommy Moreno estuvo por encima de la veintena. En chicas, Naila Vidal se situó en la novena plaza a la categoría de esquí femenino, que fue superada por la noruega Synnove Medhus (74,5 puntos). En surf el triunfo marchó hacia Italia de la mano de Jazmine Erta (70 puntos), seguida de la española Fiona Torelló, mientras que en esquí masculino lo mejor en Grandvalira fue el canadiense Jackson Bathgate (91,75 puntos). 

El Freeride Junior World Championships, que se celebró ayer después de que se aplazara jueves y se cambiara de ubicación, contó con la participación de 57 riders, provenientes de diez países y con edades comprendidas entre los 16 y los 18 años.

Europa domina a América en el debut de La 

Skiers Cup

La Skiers Cup, competencia que enfrenta los riders más importantes de freeride y freestyle de Europa y América, siguiendo el formato de la mítica Ryder Cup de golfo, vivió ayer la primera jornada en Grandvalira con victoria provisional para el equipo del Viejo Continente por 9 a 7. La batalla se disputó a la Tosa de Caraup (Valle de Incles) en la modalidad de Big Mountain, con dos rondas que ganaron los competidores europeos (5 a 3 al final de la primera).

La competición se completará mañana con la disputa de la prueba de Backcountry Slopestyle, que tendrá lugar a la Coma de Varilles (Valle de Ransol), donde los representantes del equipo americano intentarán darle la vuelta al marcador. La competición se iniciará hacia las diez de la mañana, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan. El Abarset, en el sector del Tarter de Grandvalira, acogerá mañana la ceremonia de entrega de premios. La Skiers Cup ofrece como trofeo la denominado Bota de esquí. Europa domina 3 a 2 América en el palmarés.

 

Fuente:

Diari d’Andorra