Inversión de 10 millones para el parking de la parte alta de Escaldas

El común aprobó ayer un presupuesto “rico en contenido” de 24,2 millones de euros, un 5,8% superior al del año pasado

El común de Escaldas-Engordany invertirá diez millones de euros de ahora al 2020 para construir el aparcamiento de la parte alta que tiene que unir la carretera de la Obac con la zona comercial y que dotará la par­roquia de 600 plazas más.

Se trata del proyecto con la inversión más elevada del presupuesto que aprobó ayer la corporación para los cercanos cuatro años y que asciende a los 24,2 millones de euros, un 5,8% superior al del año pasado. De estos, 2,9 irán destinados a realizar inversiones. La cónsul mayor, Trini Marín, así como la consejera de Finanzas, Núria Gómez, defendieron el aparcamiento como “el proyecto más importante” de un presupuesto que es “rico en contenido”. Gómez afirmó que el equipamiento “contribuirá al desarrollo comercial de la zona y mejorará la entrada a la zona comercial”.

Los consejeros de la oposición, Cèlia Vendrell, del PS, y Marc *Magallón, de Liberales, aplaudieron la inversión para hacer realidad el aparcamiento. *Magallón calificó el proyecto de “muy ambicioso”, y aseguró que será “una gran cosa por Escaldas”, mientras que Vendrell lo definió como “esencial para revitalizar la parte alta”, pero exigió que “realmente se acabe haciendo”, y lamentó que se pierda la posibilidad de adquirir el terreno de ante la iglesia. Gómez, de su banda, remarcó que la capacidad de endeudamiento no permite plantear más adquisiciones.

1,3 millones a capesa

La segunda inversión más importante del presupuesto de la parroquia es la dotación de 1,3 millones de euros a la ampliación de capital de Capesa para financiar el segundo depósito de agua. Vendrell criticó que la ampliación “no es suficiente” para “garantizar la gestión de Capesa”, que a parecer suyo tendría que ser pública. Calvet, pero, señaló que la inyección de capital es “para financiar el depósito”, y en este sentido subrayó que “tener el control no solucionaría el problema”. Magallón, mientras tanto, dijo que espera que el común se pueda ahorrar una parte de la cantidad aprobada porque querrá decir que muchos ciudadanos han adquirido acciones de la compañía. 

A banda, el común ha previsto una partida de 600.000 euros para construir la red de aguas de la avenida del Fener, la renovación y adecuación de la red de telecomunicaciones y eléctrica y la embelliment de la avenida, y otra de 220.000 por la apertura y prolongación de la calle de Sant Antoni. Las cuentas incluyen, también, una partida de 20.000 euros para salir adelante el concurso de ideas de Vivand.

El presupuesto se aprobó con los votos únicos de la mayoría.  Vendrell y Magallón se abstuvieron por diferencias en las inversiones planeadas.

SATISFACCIÓN POR El AUMENTO DEL SUELDO DE LOS TRABAJADORES

El común aprobó ayer el aumento de las retribuciones del personal del común, tanto fijo como eventual, de un 2%, un 1,5% y un 1%, según las categorías después de la congelación que se aplicó ahora hace cuatro años. Marín quiso hacer “una defiende asunto­*rissada” de los funcionarios a los cuales ahora se los descongelará el sueldo “después de cuatro años de contención” y de “una coyuntura económica difícil”. Los consejeros de la minoría se mostraron muy satisfechos por la medida. Vendrell afirmó que es “de justicia”, y destacó los “esfuerzos” que han hecho los trabajadores en los últimos años. De su banda, Magallón se mostró “contento” por el incremento de los salarios pero justificó la congelación apuntando que hace cuatro años “era un momento de miedo y de incertidumbre”.

Fuente:

Diari d’Andorra