Massana rebaja la cesión gratuita de suelo urbano consolidado

El consejo de ministros da el visto bueno a la revisión del *POUP, que será ratificado por el común las próximas semanas

El consejo de ministros dio ayer luz verde a la modificación del plan de ordenación y urbanismo de la parroquia (*POUP) de Massana, después de que la comisión técnica de Urbanismo (*CTU) haya analizado favorablemente la revisión aportada por la corporación.

El cambio más significativo es la rebaja, del 15% al 5%, del porcentaje de cesión obligatoria y gratuita de suelo urbano consolidado para equipamientos públicos. La medida ya se aplicó temporalmente durante nuevo meses –junto con otras cuatro parroquias–, entre los años 2012 y 2013, para reavivar el sector de la construcción, y ahora se incorpora de manera definitiva al plan urbanístico.

El ministro portavoz, Jordi *Cinca, resaltó ayer que todo y el visto bueno del ejecutivo con la revisión del *POUP, en la notificación formal sobre la aprobación que se remitirá al común se hará constar expresamente que “a la hora de hacer la adaptación del nuevo plan se tomen medidas, porque, ante cualquier necesidad establecida legalmente por el Gobierno de suelo público para proyectos de interés general, este no se vea afectado por esta reducción”. *Cinca insistió que “se hace esta observación para asegurar las futuras necesidades del Estado, porque los equipamientos que promueva el Gobierno y que se tengan que instalar a Massana se hagan en terrenos fruto de la cesión obligatoria”.

Obras pendientes 

El plan tendrá que ser ahora aprobado definitivamente por la corporación *massanenca. El cónsul mayor indicó que en breve se hará una sesión especial de común para salir adelante el nuevo *POUP y que una vez se publique al *BOPA entrará en vigor y se levantará la suspensión de la construcción de obras mayores que se aplica desde hace meses, y confió que este mismo mes se pueda acabar el proceso del nuevo plan urbanístico. En declaraciones a COPE Andorra-*AD Radio, David Barón dijo que ahora mismo hay “proyectos privados, básicamente chalés, unos ocho o nuevo, que están esperando para tener el permiso para empezar las obras”, y añadió que son iniciativas “que corresponden a gente del país y también de fuera, de residencias pasivas, y es importante para Andorra” que se salgan adelante.

El mandatario *massanenc destacó que el cambio más importante de las nuevas condiciones es la rebaja de la cesión hasta el 5% y que se hace con el objetivo “de incentivar la construcción y no nos engañamos, tampoco se harán grandes edificios porque tampoco es el que toca ahora y quizás el país no se lo puede permitir porque todo el mundo está siendo muy prudente”. Por eso, enfatizó que no esperan que la construcción genere ingresos importantes para el común.

También hay modificaciones en las dimensiones de las unidades de actuación. “Se detectó que había unidades de actuación muy grandes porque todavía no había el catastro hecho, y el que hemos hecho es adaptarlas al catastro y hacerlas más reducidas para poder facilitar la construcción”, apuntó Barón, para añadir que era un punto del programa de hace cuatro años que “quién pudiera tener un pequeño terreno es pudiera hacer su chalé y a veces costaba porque estaba dentro de una gran unidad, hacía falta quórum y eran dificultades”.

Fuente:

Diari d’Andorra