BancSabadell repartirá dividendos por valor de 2,6 millones

La entidad, que obtuvo unos beneficios de 7,6 millones el ejercicio del año pasado, repartirá el 2015 un 5% más que el pasado ejercicio

BancSabadell de Andorra repartirá 2,6 millones de euros de dividendos entre los cerca de 800 accionistas que tiene la entidad.

El consejo de administración propuso ayer a la junta incrementar en un 5% el dividendo a distribuir respecto al 2014 y llegar a repartir hasta 5,25 euros por acción, 25 céntimos más que el anterior ejercicio. Estos 5,25 euros por acción representan un rendimiento sobre el nominal de la acción del 8,74%. La entidad cerró el ejercicio del 2015 con un beneficio consolidado de 7,6 millones de euros, el que supone un 4,7% por encima del resultado del ejercicio anterior. “Ha sido un año complicado”, indicó el presidente del banco, Robert Cassany, que añadió que “la consistencia de los resultados de este ejercicio y de los pasados y su progresión sostenida ponen de relieve la capacidad del banco para adaptarse a entornos cambiantes y evidencia la sostenibilidad de nuestro modelo de negocio y el acierto de enfocar nuestras actuaciones con una firme visión a largo plazo”.

Los recursos totales del banco han aumentado un 0,56% y han pasado de los 1.615 millones de euros del 2014 a los 1.625 del año pasado. Actualmente la cuota del mercado del banco es de un 20% y el 2015 se cerró con un aumento de 2.295 clientes (un 25% más), entre particulares, comercios y empresas. Al cierre del 2015, BancSabadell contaba con una ratio de solvencia del 20,78%, una ratio de eficiencia del 41,21% y una ratio de liquidez del 92,50%.

Un año marcado por el ‘Asunto BPA’

En su intervención Cassany se refirió a la intervención de BPA el 10 de marzo del 2015. “El sistema financiero quedó gravemente afectado por el inicio del caso BPA y es una evidencia que este asunto ha impactado en todos los ámbitos de actividad del Principado de manera muy significativa”, dijo el presidente del banco, que añadió que “todo el que ha comportado nos ha ratificado en nuestra manera de ser, en nuestra manera de hacer y en nuestra manera de enfocar el negocio bancario”.

También se refirió el director general de BancSabadell, Josep Segura, que aseguró que “todo este asunto ha condicionado la actividad bancaria y en el ámbito de país ha tenido mucha afectación”. Admitió que la intervención de BPA ha comportado que, “evidentemente”, se hayan abierto más cuentas porque hay una entidad que no puede operar y todos los clientes que lo eran de manera exclusiva el que tuvieron que hacer es buscar otra. “Por nosotros es una actividad suplementaria que está, pero nuestro crecimiento es muy consistente en el tiempo y muy similar al que habíamos hecho el año anterior que atribuimos a una manera de hacer, a un trabajo hecho desde el primer día y pensado a largo plazo”, dijo.

BancSabadell de Andorra cerró el 2015 con un reducción del 1,97% en cuanto a la inversión creditícia, puesto que la demanda de crédito solvente continuó poco dinámica y las amortizaciones de las operaciones vigentes superaron la nueva producción. Segura, pero, aseguró que “el crédito hace parte de nuestra actividad, nos gusta y podemos hacer. Y recordó que “si no hacemos todo aquel crédito que querríamos hacer es porque la demanda o bien no es bastante importante o no cumple los requisitos que el banco considera oportuno para concederlo. Sobre esta cuestión, fue bastante contundente: “La voluntad del banco es trabajar por Andorra y los andorranos no hemos cerrado nunca la puerta en el crédito y para este año tenemos la ambición de crecer”.

El objetivo del banco por los próximos ejercicios es “continuar ganando cuota de clientes y cuota de negocio en el sistema financiero andorrano”. Según Segura, “nos sentimos fuertes para afrontar los retos de futuro y continuar creciendo del mismo modo que superamos el descalabro de la crisis del 2008”. Añadió que “estamos en la mejor posición competitiva desde que iniciamos nuestras actividades en Andorra en 2000”.

CASSANY DEJARÁ LA PRESIDENCIA

Robert Cassany, presidente y miembro del consejo de administración de BancSabadell desde que se fundó en 2000, dejará de serlo el cercano 27 de abril puesto que, como prevén los estatutos, lo tiene que hacer al cumplir los 75 años de edad. Lo sustituirá al frente de la presidencia de la entidad, Josep Permanyer. Cassany se mostró muy satisfecho de su recurrido al capdavant del banco. “Empezar desde cero y crear un banco durante 16 años cuando al principio todo el mundo nos daba por una entidad que duraría poco es una satisfacción”, dijo, para añadir que “hemos demostrado el contrario y somos uno de los puntals financieros del país”.

Fuente:

Diari d’Andorra