Invitado Loeb

El nueve veces campeón del mundo de rallys asistirá a la segunda edición de la Andorra 500, cursa de regularidad que promueve Cyril Despres

La segunda edición de la Andorra 500, que tendrá lugar entre el 3 y el 5 de junio próximo, contará como invitado estrella con Sébastien Loeb, nueve veces campeón del mundo de rallys y compañero de Cyril Despres al equipo Peugeot Sport.

El piloto alsacià estará acompañado por otro gran mito del team francés, Stéphane Peterhansel, vigente campeón del Dakar y que participará por segundo año a la cursa promovida por Despres y que tiene el centro de operaciones a Ordino.

Loeb no seguirá íntegramente la prueba de regularidad para motos clásicas –que pierde un día respecto del año pasado–, pero sí que disfrutará de una moto para conocer las carreteras y los paisajes de Andorra durante su estancia. El campeón francés, que actualmente disputa el Campeonato del Mundo de ral·licròs con un Peugeot, tendrá dos bonos cicerones, Despres y Peterhansel. Loeb, toda una institución en el mundo del automovilismo, se estrenó el enero pasado en el Dakar con una novena posición final después de sufrir un importante accidente en la octava etapa. Su amigo Despres quedó dos plazas por ante sede, mientras que Peterhansel conquistó su duodécimo Dakar (seis en motos y seis sobre cuatro ruedas). Monsieur Dakar, que el año pasado corrió el Andorra 500 con una Yamaha, repetirá la experiencia el próximo junio con una moto estilo café racers preparada por él que promete hacer las delicias del resto de participantes y de los forofos. 

Cómo ya pasó el 2015, el Andorra 500 contará con más invitados del mundo del motor, como el residente Joan Barreda, que repetirá, o Julien Dupont, especialista en trial freestyle. Esta vez no asistirá ningún piloto de MotoGP – el año pasado se dejó ver Bradley Smith– porque el fin de semana coincide con la disputa al circuito de Montmeló del Gran Premio de Catalu­nya. 

El Andorra 500 cuenta ya con una septuagésima de inscritos, igualando la participación del año pasado. “Las cercanas dos semanas esperamos que se apunte más gente. Nos gustaría llegar a los 100 participantes y si lo hacemos cerraremos las inscripciones”, comentaba ayer Àlex Antor, que forma parte este año de la organización. La cursa está abierta a motos fabricadas antes del año 1980, nuevas neoretro y motos modificadas de estilo café racers. Se trata de una prueba de regularidad, con road book y especiales cronometradas. La principal novedad este año en el recorrido será el paso por Beixalís, cuello que se ha asfaltado para el paso del Tour de Francia. Repetirá el circuito de Andor­ra- de la Casa y el resto de especiales serán parecidos a las de la primera edición, y sólo se variará el sentido de la circulación. La inscripción en la Andorra 500 mantiene la tarifa de 1.250 euros, aunque los motards del Principado tendrán un precio reducido, sin el alojamiento, cosa que no pasó el 2015. 

DESPRES PARTICIPARÁ En RUÁN EN LA CURSA SOLIDARIA WINGS FOR LIFE WORLD

RUN Cyril Despres, organizador del Andorra 500, tiene una cita solidaria el 8 de mayo, en Ruán (Francia), donde será un más de los participantes en la cursa Wings for Life World Run. El piloto residente ya va cór­rer el año pasado la prueba, que se disputa simultáneamente en más de treinta países de todo el mundo, con el fin de recaudar fondo para la investigación para la cura de lesiones medulares. El formato de la Wings for Life World Run es fuerza original, puesto que no hay una línea de llegada y los participantes se van eliminando a medida que los atrapa un coche barre. En la edición del 2015, Despres va cór­rer 29 kilómetros. El año pasado, Albert Llovera hizo tareas de embajador a la cursa que se desarrolló por las calles de Barcelona.

Fuente:

Diari d’Andorra