Grandvalira cierra temporada vendiendo un 4% más de forfets

Incrementa los resultados por cuarta campaña de esquí consecutiva

Grandvalira ha cerrado la temporada de esquí 2015-2016 con la venta de un 4% más de forfets que la campaña anterior.

La estación encadena de este modo la cuarta temporada consecutiva de crecimiento en número de visitantes con una dinámica moderadamente a la alza de los mercados españoles, francés, británico y norteño de Europa. El dominio ha sido abierto 135 días esta temporada, todas las jornadas previstas cuando se marcó el calendario, a pesar de las condiciones meteorológicas adversas durante el primer tramo del ejercicio. Con una campaña de invierno marcada por la irregularidad de las precipitaciones, los equipos de terreno de Grandvalira han acumulado más de 1.000 horas de producción de nieve de cañón y hasta 25.700 horas de máquinas trepitjaneu. Esto es un indicador, según señala el dominio en un comunicado de prensa, del esfuerzo del personal técnico para garantizar las mejores condiciones de las pistas de esquí. La distribución de los visitantes, mayoritariamente españoles, franceses y británicos, ha sido muy regular, con una media de esquiadores alta a lo largo de toda la campaña de nieve con picos especiales a los periodos vacacionales de la Purísima, Nadal y Semana Santa. Los meses de febrero y marzo han logrado cifras superiores a otros campañas.

Grandvalira invirtió 16 millones de euros antes de abrir temporada y las que han recibido un regreso más destacable han sido las realizadas y orientadas al público familiar. Este sector ha aumento un 5% este ejercicio.

Fuente:

Diari d’Andorra