Gobierno propone cambios en la ley del suelo porque pueda recibir terreno gratuito

El Gobierno ya tiene redactado un anteproyecto de modificación de la Ley de ordenación del territorio y urbanismo, que ahora tendrá que ser trabajado con los cónsules

Gobierno propone cambios en la ley del suelo porque pueda recibir terreno gratuito

 

El Gobierno ya tiene redactado un anteproyecto de modificación de la Ley de ordenación del territorio y urbanismo, que ahora tendrá que ser trabajado con los cónsules. El borrador prevé que el ejecutivo pueda percibir directamente de los particulares el suelo necesario para realizar infraestructuras (cómo son los tramos de viales que se tienen que incorporar en la red de carreteras generales) e iniciativas de interés general, así como permitir que pueda desarrollar planes especiales cuando quiera impulsar un proyecto de interés general. Así, si hasta hoy eran los comunes los que tenían que emprender las acciones dirigidas a obtener terreno de cesión para equipamientos (como puede ser una escuela) y después entregarlo al Gobierno, con los cambios recogidos en el documento se dota el ejecutivo de la posibilidad de llevar a cabo estas medidas directamente.

Estas modificaciones van encaminadas, pues, a garantizar la cesión al Gobierno de terreno sin ningún coste (hasta ahora la gratuidad no estaba recogida) y a agilizar los procesos. En este sentido, el texto señala que se puede obtener suelo para proyectos de interés nacional a través de la cesión gratuita, de suelo de titularidad pública o de la expropiación. En los dos primeros supuestos, se indica que la cesión se efectuará sin ningún coste a excepción que el terreno provenga de un bien patrimonial adquirido por un común, un cuarto o una parapública. En este caso, el Gobierno tendrá que abonar el precio de mercado.

Además, en el borrador se recoge que los planes especiales (cuando la actuación urbanística es promovida por el sector público puesto que los propietarios no tienen el interés de construir) también tienen por objeto el desarrollo de iniciativas de interés nacional #promover por el Gobierno. Ante este hecho se incorpora la posibilidad que el ejecutivo pueda redactar un plan especial (antes reservado exclusivamente a los comunes) sin la necesidad de enterar previamente los propietarios del proyecto (un aspecto que las corporaciones sí que tienen que cumplir). En la modificación también se define el proceso de redacción y aprobación de los planes especiales. En este caso se indica que después de que un común o el ejecutivo tengan terminado el proyecto de plan especial lo tienen que poner en conocimiento recíproco y de los propietarios porque cada cual pueda hacer las observaciones que crea oportunas en el plazo de un mes. Al acabar este periodo se expondrá a información pública durante veinte días. Además, se amplía de uno a dos meses el plazo en que los ministerios con competencias en la materia tendrán que emitir un informe y también la Comisión Técnica de Urbanismo (CTU) tendrá que hacer un estudio favorable. A finales de la exposición pública, y en un plazo de tres meses, el Común o el Gobierno analizarán las alegaciones y dictarán el decreto de aprobación. Según se señala en el texto, los recursos contra los planes especiales que desarrollen iniciativas de interés nacional no tienen efectos suspensivos.

En el caso de los planes parciales (cuando la actuación urbanística es promovida por privados), la modificación prevé que estos cedan directamente al Gobierno los terrenos para viales que se tengan que incorporar en la red de carreteras generales y para los proyectos de interés nacional. 

Otros cambios recogidos en la ley son que los planes de urbanismo tienen que justificar el porcentaje de cesión obligatoria gratuita a través de un estudio de las necesidades de equipamientos de la parroquia y permitir compensar la cesión por encima del 15% en otra unidad de actuación. 

Previsión de definir los equipamientos sensibles

A pesar de que el anteproyecto de modificación de la ley del suelo no lo prevé, la intención es que los comunes y el Gobierno empiecen a trabajar en la definición de los equipamientos sensibles, como pueden ser un horno incinerador o un helipuerto. Esto tendría que estar incluido en el redactado, tal como se acordó en el acuerdo institucional sobre competencias y transferencias firmado el 2014 entre los cónsules y la cabeza de Gobierno. De hecho, uno de los puntos de este documento era facilitar al ejecutivo la obtención de suelo gratuito para poder impulsar proyectos de interés nacional.

 

Fuente:

Bon Dia